Madrid: Terrazas de Restauración

La que pusieron hace pocos años, en la parte más cercana a Alfonso XII es de traca.
Se montan auténticos embudos de peatones para poder caminar, debido a la pedazo de terraza cerrada que se han montado; y mira que la acera es enorme.
Luego ves a las personas que están sentada y te explicas por qué no hacen nada desde el ayuntamiento ante este abuso; posiblemente, los responsables o sus familiares y amigos, están sentados en ellas.

2 Me gusta

A mí me gusta el ambiente que generan las terrazas de la plaza de la Independencia, pero entiendo que el espacio debe estar bien acotado y no sobredimensionado. Tiene que haber sitio para garantizar que el paso peatonal sea fluido, porque además es el sitio donde se encuentra uno de los monumentos más emblemáticos de Madrid.

Pues, ya te digo yo, que la última vez que pasé, íbamos todos como si fuese una manifestación.
Piensa que es el acceso al Retiro desde Cibeles.
En una acera que debe tener ¿qué? ¿15 metros de ancho?

Ese es otro tramo que requiere una actualización → c/ Alcalá entre Cibeles y Pza. Independencia.

1 me gusta

No, pero me refiero a la parte de la plaza en sí. El atasco, increíblemente, se formaba dentro de la plaza por una terraza que es más grande que mi casa y la de mis padres juntas.

1 me gusta

¿Os imagináis ese tramo de la calle Alcalá totalmente peatonal?

Ya sé que es un imposible o casi, pero sería el orgasmo del turista, con fotazas en ambos sentidos.

Quizá sí sería posible eliminar uno de los dos sentidos.

Lo que se ve bajando por ese tramo sentido Cibeles, es para mí la estampa más bonita de la ciudad.

Incluso para los madrileños tambien :stuck_out_tongue:

Me encantó bajarlo corriendo en la San Silvestre, sin ruido de tráfico, con las luces de Navidad encima… ojala pudiesemos hacerlo con normalidad.

Bueno, los madrileños sacan menos fotos.

Como este consistorio ya declaró que lo importante es Instagram, igual se animan.

IMG_1020
Glorieta de san vicente con paseo de la florida, creo que es una imagen muy ilustrativa.

9 Me gusta

La hostelería post-covid. Jamás pensé que una epidemia mundial fuese a beneficiar tanto a un sector.
Se han cargado el tránsito peatonal de las ciudades (no es un problema de Madrid solamente) y además, han contribuido a que todo esté, casi siempre, lleno de basura (entre servilletas de papel, comprobantes de tarjetas, colillas, cubos de basura sin recoger, etc.).
Muchas calles y plazas ahora son un bar al aire libre.
Todo con el beneplácito de las instituciones.

1 me gusta
7 Me gusta
3 Me gusta

Vale, ¿y esto que implica?

Almeida debe decidir si acata la sentencia o la recurre ante el Tribunal Supremo. Si la acata, debería elaborar otra ordenanza.

3 Me gusta

Supongo que si promueven otra ordenanza tendrá básicamente las mismas condiciones de la ordenanza anulada pero incluyendo los informes económicos y ambientales que supusieron su anulación.

Es decir, lo mismo pero con más papeles.

3 Me gusta

Eso es. Nada.

2 Me gusta

No creo que puedan aprobar los mismo:

El tribunal autonómico echa en cara al Ayuntamiento de Madrid que no incorporara a la normativa un estudio de impacto ambiental, cuando esta afectaba a aspectos como “la protección del medio ambiente urbano, del control de las emisiones de ruidos, de la afectación a los derechos fundamentales a la salud, al descanso y a la intimidad de los vecinos”. “Resulta de todo punto inaceptable en términos jurídicos”, explica el TSJM en el argumentario de la sentencia.

6 Me gusta

Bueno, si tienen que ajustarse a normativa ambiental, creo que van a tener que limitar mucho más el espacio destinado a las mismas, distancias, etc. y seguramente hasta horarios.

5 Me gusta

¿En que punto dice el TSJM que la ordenanza se tenga que ajustar a la normativa ambiental?

Dice que no ha incorporado a la normativa un estudio de impacto ambiental, no dice que no se ajuste.

Cito literal la noticia:

El tribunal autonómico echa en cara al Ayuntamiento de Madrid que no incorporara a la normativa un estudio de impacto ambiental, cuando esta afectaba a aspectos como “la protección del medio ambiente urbano, del control de las emisiones de ruidos, de la afectación a los derechos fundamentales a la salud, al descanso y a la intimidad de los vecinos”. “Resulta de todo punto inaceptable en términos jurídicos”, explica el TSJM en el argumentario de la sentencia.

1 me gusta