Madrid: Proyectos Residenciales

Yo prefiero vivir en Vallecas y dar los buenos días al panadero y al de la frutería…(me la han dejado botando y no podía evitarlo)

Todos tenemos ideología y tú también. Tus argumentos y el urbanismo asociado a él no son asépticos.

Hay gente sociable a la que la convivencia de gratifica, gente tímida a la que la convivencia le puede hacer sufrir… y no depende de las clases sociales.

1 me gusta

Estamos hablando de 950ha, que hay municipios en la CAM más pequeños, no sé si se pilla la perspectiva.

Debe de haber un urbanismo diferente para cada tipo de persona. Hay gente a la que le gusta el bullicio de la gran ciudad, gente que quiere vivir en un bosque… y se deben hacer viviendas para todos ellos.

Que cada uno elija en libertad. Nadie debe obligar a los demás a vivir de una determinada manera. Eso es de mentalidades dictatoriales. Hay que respetar la diversidad.

Las dictaduras siempre se basan en un presunto bien común: religioso, político, ecológico, de genero… “Yo estoy en posesión de la verdad, lo hago por tu bien y debes de hacer lo que yo digo”

Torquemada, Franco, Irene Montero… todos se creían en posesión de la verdad y se comportaban como dictadores “por el bien de todos”.

¡Que cada una viva a su manera sin imposiciones de gente que cree saber lo que deben de hacer los demás!

3 Me gusta

:rofl:

Lo más gracioso es que haya sido no irónico.

Que la «pobrecilla» es contumaz como un Miura, pero compararla con Franco y Torquemada es digno de Monty Python.

8 Me gusta

¿Lo estás diciendo en serio? Porque es demasiado texto para decir semejante burrada, a todos los niveles.

Me parto jajaja. Aunque debería haber metido a Pablo Motos también, por aquello de intentar disimular que tanta paja era sólo para un ataque certero y dirigido.

4 Me gusta

No hombre, Pablo Motos es un hombre coherente y liberal.

3 Me gusta

¿Alguien te obliga a vivir en chalet? Pues aplícatelo. Tu ideología acaba donde empieza la vida de los demás.

1 me gusta

Lamentablemente no es así. Nadie elige su vivienda en libertad. Es una palabra que la política está quemando sobremanera.

La libertad de elección sería la combinación de estratos sociales en el mismo barrio, una cosa que por cierto el Madrid de hace no tanto tenía más que el de ahora. Lo contrario es la segregación por zonas totalmente diferenciadas, algo muy usual en America del Sur. Y desde luego, por encima de todo y lo más importante es que la diferencia social nunca sea tan abismal como para resultar preocupante.

En Madrid estamos ganando escalones demasiado rápido.

La libertad es igualdad, no es tomarte una caña o comprarte un polo de marca en un outlet.

5 Me gusta

VOLUMETRÍA DE UN JUEGO DE MESA. DOMUS DAMERO POR JESÚS DONAIRE GARCÍA DE MORA
El arquitecto Jesús Donaire ha sido el encargado de la construcción de una vivienda unifamiliar basada en la forma de un damero, tablero del juego de las damas, que maximiza el espacio permitido urbanizable en una parcela con forma trapezoidal en el municipio de Majadahonda, a dieciséis kilómetros al noroeste de la capital española.

Fuente: Volumetría de un juego de mesa. Domus Damero por Jesús Donaire García de Mora | Sobre Arquitectura y más | Desde 1998




12 Me gusta

El urbanismo es literalmente lo contrario a esa afirmación… Y gran parte de la arquitectura, hasta cierto punto, también… Más todavía en las ciudades.

Por eso es tan importante el filtro cualitativo y cierta variedad de opciones y flexibilidad.

7 Me gusta

Hay veces que creo que me explico fatal y otras en las que pienso que simplemente contestáis por trolear. He dicho que no me parece bien destinar 950ha a vivienda unifamiliar, no que esta no tenga que existir de ningún modo. Estamos hablando de una superficie casi el doble de extensa que el distrito de Chamberí (467,92ha) y un poco más grande que el Distrito de Chamartín (917,55ha), los cuales tienen una población de 140866 hab y 147551hab. frente a 1600 por comparar.

Sinceramente, me parece tristísimo que en un foro de urbanismo se defienda el sistema anglosajón cuando es todo lo contrario al urbanismo, pero es lo que tiene la colonizacion cultural yanki.

1 me gusta

En dogmatismo es bastante comparable a Torquemada. “Contumaz” es de excesiva amabilidad para alguien a quien “fanática” le va como anillo al dedo. Aunque bueno… se ha ganado el cariño de “les niñes”.

1 me gusta

Entiendo perfectamente que comparación no es igual a equiparación, pero soy de los que piensa que hay que guardar cierta estética en las comparaciones.

La Madre Teresa también era fanática en sus convicciones, pero meterla en una enumeración junto a Hitler resultaría un tanto obsceno estéticamente. Porque a los criminales no conviene mezclarlos con gente sin delitos de sangre.

Mezclar a Ghandi con Charles Manson es bastante indecoroso, por más que podamos crear paralelismos psicológicos.

7 Me gusta

Suscribo. También tú puntualización sobre las comparaciones y equiparaciones.

No obstante, yo solo comparo perfiles ideológicos, no acciones.

Desde un análisis histórico sincrónico, mantienen cierto paralelismo en ese sentido. Cada uno, hijo (hija y/o hije) de su tiempo, configurados por su mesianismo, puritanismo y delirio.

1 me gusta

Si, claro, Pero si no me despisto, que igual sí, la nueva urbanización está en suelo madrileño. Y por más que sean de municipios distintos, supongo que debería darse cierta coherencia en el planeamiento.

Es que hasta los años sesenta, por lo menos, se combinaban estratos sociales en un mismo edificio. Mis abuelos vivían en la plaza de las Cortes, en la planta superior del edificio que ahora ocupa un hotel hecho por Chueca Goitia. Entre otras cosas no había ascensor. En la planta primera vivían unos marqueses. Y todos los vecinos, aunque ahora parezca increíble, se trataban con bastante cercanía. El hijo de los porteros es Manuel Alcorlo, que desde hace años pertenece a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. También había un librero ilustre que a su vez era uno de los hijos de Pedro Vindel. Antes todo estaba más mezclado.

5 Me gusta

La sociedad de hoy no es la misma que la de hace 50 o 100 años.
Hoy te meten en tu edificio o en tu barrio a ciertos elementos de la sociedad y te arruinan la vida, si no te apuñalan directamente.

4 Me gusta