Madrid: la lacra de la okupación

La noticia en Idealista:

Dazia Capital vuelve a apostar por la ciudad de Madrid. En esta ocasión, la compañía inmobiliaria ha decidido invertir 5,25 millones de euros en la compra de cuatro edificios y naves industriales que habían estado okupados durante los últimos 13 años. Ahora, la empresa prevé invertir cerca de 15 millones de euros para convertir estos activos, que suman 3.600 m2 de superficie, en viviendas de uso residencial, según informa The Objetive.

Los inmuebles están situados en la calle de San Enrique 5 y en los números 10, 12 y 14 de la calle Anastasio Herrero. El acuerdo con los antiguos propietarios se cerró el pasado jueves, aunque todo el acuerdo estaba sujeto al desalojo de los okupas. Algo que comenzó a comienzos de mayo cuando la gente que habitaba estos inmuebles de manera ilegal arrancaron a sacar sus pertenencias personales.

4 Me gusta

Fantástica noticia!

1 me gusta

Voces dentro de la izquierda empiezan a exigir reformar el marco legal para combatir esta lacra que va en aumento. En Castilla La-Mancha, la okupación, sobre todo en la zona norte de la provincia de Toledo y la zona oeste de la provincia de Guadalajara no ha pasado desapercibida para el Presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García Page, del PSOE.

4 Me gusta

El teléfono 112 contra la okupación de la Comunidad de Madrid (900205112) recibe en 1 mes la friolera de 300 llamadas (10 al día). Los barrios más afectados son Puente de Vallecas, Usera, Carabanchel y Villaverde.

5 Me gusta

Desalojada la Quimera, uno de los últimos y más famosos buques insignia de la okupación y los radicales en Madrid.

https://www.elmundo.es/madrid/2022/09/21/632ab9d0fc6c8336338b4584.html

7 Me gusta

Esperemos que el propietario le de uso cuanto antes. Llevaba años así y, a pesar de estar en pleno centro, no ha sido hasta ahora cuando el propietario ha denunciado.

1 me gusta

Quizá no ha denunciado hasta que ha sido okupado, porque quizá se convierta en responsable de lo que le pueda ocurrir a las personas que se introduzcan en el edificio.

Por otra parte por lo visto no se permite el uso residencial del edificio, aunque no he podido averiguar la razón.

1 me gusta

Llavaba años okupado.

1 me gusta

¡Anda mira! la noticia que se vende como ocupación y es “solo” un mal vecino. Porque el traficante era ¿ aún es? el propietario legal del piso, otra cosa es el uso que hace de su propiedad.

Está claro que no has padecido problemas de convivencia con gentuza de este tipo. Te iba a cambiar mucho la visión del mundo.

No me conoces (ni yo a ti) por lo tanto… ¿Qué sabrás tú de lo que yo he vivido o no…?

Por tu forma de expresarte en este tema (que conste que tus aportaciones en el foro en su gran mayoría son excelentes, ojo). Tienes una visión idealizada y cargada de simbolismo de la delincuencia asociada a los asuntos inmobiliarios y de comunidades de propietarios, sí lo hubieses vivido en primera persona no lo verías con un prisma algo ingenuo y carente de empatía.

Parece que este problema empieza a tomarse más en serio y ya hay movimientos dentro del propio gobierno en la parte del PSOE para dar una respuesta más contundente y ágil.

2 Me gusta

¿Qué diferencia supone frente a la regulación actual?

Creo que “oficializa” lo de las 48 horas. Es como una regla no escrita para poder echar okupas, pero que no sale en ninguna parte del código penal, y claro, se quiere incluir en él para que los cuerpos y fuerzas de seguridad puedan expulsar a los intrusos sin necesidad de incurrir en largos procesos judiciales.

Bueno, creo que la noticia precisamente lo que muestra es que un problema es la okupación, y otro diferente (aunque en ocasiones pueda estar relacionado) los problemas de convivencia que pueden causar vecinos violentos, molestos, o directamente delincuentes. Ni todos los okupas son así, ni todos los delincuentes son okupas. Creo que mezclar ambas cosas, primero, no ayuda a gestionar adecuadamente los problemas; si un vecino tiene montado un narcopiso o se comporta de forma violenta, la policía y la justicia deben actuar de forma rápida y contundente, con independencia de que se trate de un okupa, un inquilino, o el propietario del inmueble. Segundo, creo que se tiende a mezclar noticias porque hay quienes tienen un evidente interés (político, mediático, o económico) en poner el foco en la okupación.

2 Me gusta

Interés mediático, ninguno, el problema ya hace tiempo que desbordó todo lo inimaginable. Sin ir más lejos, en Badajoz, gracias a la presión vecinal se fueron unos okupas que invadieron un piso alquilado a estudiantes. Por supuesto robaron todo lo de valor antes de marcharse. Si no se defiende la propiedad y se considera a un intruso como un vecino más, no servirá de nada tener una vivienda, imperará la ley de la selva.

2 Me gusta

Un okupa es un delincuente per se, los delitos de usurpación y allanamiento, aunque sean considerados leves en el caso del primero, están tipificados en el código penal (Diferencia entre ocupación, usurpación y allanamiento de morada). Además, suelen engancharse a los suministros de luz y agua, constituyendo esto también un delito. Dejemos el romanticismo y el idealismo a un lado. La okupación reivindicativa sobre naves e inmuebles abandonados hace tiempo que dejó de ser mayoritaria, ahora es una ola criminal de mafias en toda regla de la que no se libran ni ricos ni pobres.

3 Me gusta

Son delincuentes, que trabajen y alquilen o compren.

1 me gusta

Creo que estás rebatiendo cosas que nadie ha dicho. Nadie niega que la okupación sea un delito; como tal está tipificado. No sólo se ve afectada la propiedad privada sino, en el caso del allanamiento de morada, además la inviolabilidad del domicilio (art. 18 CE), de ahí que sea un delito más grave. En el caso de los chicos de Badajoz que comentas, además, se da un delito de robo con violencia en las cosas.

Precisamente por todo eso, lo que creo que no está justificada es la percepción de que la ley protege a los okupas, que impide o dificulta los desalojos, o que desprotege a los propietarios. Percepción muy alimentada desde determinadas instancias. Desde hace años, todas las reformas legislativas que ha habido van en la misma dirección. En particular, el procedimiento para el desalojo ¿Qué la justicia y la policía podían ser más eficaces y más rápidas? Eso lo sabemos todos. Con la okupación y con cualquier otro delito, por no hablar de otros órdenes jurisdiccionales. Pero eso es una cuestión de capacidad y de recursos, no de legislación. Ya me gustaría que se ejecutaran medidas cautelares en cualquier caso en un plazo de 48 horas. Ojalá se consiga con la okupación, y con muchos otros delitos.

Todo esto no es incompatible con que en determinados momentos haya cierto interés en poner el foco mediático y político en determinados delitos (o perfiles de delincuentes): ha ocurrido en diferentes épocas con el tráfico de drogas, las agresiones sexuales, el crimen organizado de bandas juveniles, la violencia de género, la okupación… Es muy ingenuo pretender ignorar que el tratamiento que se hace de la delincuencia condiciona la percepción social de la misma (hay estudios sociológicos muy interesantes al respecto) y que ello sirve para impulsar una determinada agenda social, política, o incluso empresarial. Una cosa no quita la otra.

Los narcopisos, la violencia con los vecinos, las intimidaciones, y las conductas incívicas son otras cuestiones que pueden o no estar relacionadas con la okupación. No se puede ignorar la relación cuando existe, pero tampoco conviene mezclar las cosas. Por distintos motivos, familiares y profesionales, he tenido que lidiar con experiencias muy desagradables de ese tipo, y curiosamente (o no) todas ellas han sido con personas que habitaban legalmente la vivienda.

2 Me gusta