Iglesias de Madrid

Oh, vaya.

Pero es que la casa gallardo no es blanca nuclear como propones en la iglesia. tiene diferentes tonalidades, entre grises y beiges.

1 me gusta

Las diferencias de sus fachadas haría que la iglesia se viera…extraña, y quizás La Casa Gallardo al tener un fachada más recargada y ornamentada aun aguante un único color de blanco. Yo con que se decidieran por uno de los dos colores de su fachada (prefiero el color ocre-marrón) me bastaría para que mejorara un poquito.

1 me gusta

También tiene el sol incidiendo sobre ella, cosa que no le pasa nunca a la iglesia.

Aprovecho para señalar que Gallardo era el apellido de unas damas, sus promotoras. Algo poco usual por la época.

4 Me gusta

No es una Iglesia propiamente dicha, pero a falta de una sinagoga reseñable en Madrid. ↓

La plaza de la Villa acoge la celebración de la festividad judía de la Janucá 2022

El Ayuntamiento de Madrid ha participado este miércoles en la Janucá 2022, la festividad judía también conocida como Fiesta de las Luces, organizada por la Comunidad Judía de Madrid

4 Me gusta

La iglesia nuestra señora de.los angeles en Bravo Murillo 93.

9 Me gusta

Ahí me bautizaron. Justo al lado estaba el colegio Nuestra Señora del Pilar, que tiraron a principios de los setenta para levantar el horrible edificio Azafata.

7 Me gusta

De Fisac. Escondida en Moratalaz:

11 Me gusta

Perfecta para rodar una película apocalíptica.

2 Me gusta

Que falta de escrúpulos se ha tenido siempre en esta ciudad, aunque en esa época era la norma.

Deprimente que tiraran ese edificio tan “cuqui” para levantar el engendro actual.

2 Me gusta

Oratorio del santo Niño del Remedio construido en 1917 la imagen es del siglo XVI aunque el culto empieza en 1898

10 Me gusta

Esta iglesia se puso en la anterior etapa del urbanity, habrá que dejar acto de presencia en este. Para algunos fea,Satan es nues…. señor, piqueta, etc; para otros una maravilla brutalista; o la amas o la odias, pero no deja indiferente.

Iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Filipinas ;
Cecilio Sánchez Robles y Manuel Mateo Sanz, (1967).

En el solar que dejó la antigua iglesia y convento de los Dominicos, fundada en 1918 por la Marquesa de Lalapilla y Monesterio, y promovido por la “Sdad Bankamar”, se construyó este conjunto, que incluía iglesia, convento, edificio comercial, oficinas, garaje común en dos niveles y con zona de descarga en el primero; vamos, un programa más amplio y racionalizado.

El hormigón armado y el aluminio en estado natural, es usado acertadamente y con gran plasticidad formal, manifestando el exterior los distintos usos del doble conjunto.

Influencias clarisimas de Le Corbusier en estado puro, con sus ideas revolucionarias en su etapa más anti-nacionalista, donde Sánchez Robles le homenajea en la monumentalidad, rotundidad, diversidad y libertad, tanto en planteamiento, como en alzado.

independencia de las partes dentro de un todo, así como la adopción del maestro suizo,

brise-soleil, escaleras, rampas, salas, celdas, etc.

brise-soleil

nave rectangular en pendiente para mejorar la visibilidad, y cubierta por una bóveda paraboloide, (a mi me parece impresionante),

Foto 1

Foto 2

el coro a los pies del mismo en alto, donde se accede por una escalera de hormigón ovoide, o por una rampa adosada a la medianeria izquierda,

Altar mayor desde el coro,

escalera subida,

rampa

a la derecha confesionarios, Vía Crucis y capilla de comunión, bajada a la cripta y comunicación con la residencia de los Dominicos.

Capilla de Comunión,

es de mencionar el efecto dramático que da la luz en un presbiterio en alto,

El exterior destaca la torre campanario de Cruz esculpida, en una plástica oposición de la verticalidad de la misma, con la horizontalidad de las bandas de las terrazas del convento.

Foto 1

Foto 2

A mi me parece una joya; para otros una cosa horrible.

14 Me gusta

Es una joya, sin duda.

2 Me gusta

Es una joya (porque lo decís vosotros, que sois los que saben, yo soy profano en el tema), y me parece horrible. Así que para mí es una joya horrible :sweat_smile::smiling_face_with_tear:

1 me gusta

Yo al ver este tipo de obras me doy cuenta de cómo he cambiado yo mismo con los años tras haber leído sobre arquitectura del siglo XX y haber conocido obras brutalistas en otros países. Ahora esta iglesia me gusta bastante pero hace unos años me recordaba a la parte trasera de una nevera (parte derecha de la fachada) y a un urinario de pie de los que antes había en los locales de hostelería (parte izquierda de la fachada).

4 Me gusta

Yo he aprendido muchísimo en este foro y en su anterior versión. Muchas gracias a todos por ello.

Yo también era de los que no entendía este tipo de edificios. Ahora me siguen sin gustar, pero los entiendo algo. Gracias, supongo jajajajaja.

Creo que a muchos nos pasa igual, a veces incluso con efecto boomerang.

Recuerdo de niño (de niño niño) lo mucho que me impactaba la Basílica Hispanoamericana (Oíza y Laorga), especialmente el interior, cuando iba con mi familia. Realmente me gustaba.

De pequeño es probable que me gustaran igual o más los edificios contemporáneos. Los dibujaba, me gustaba estar en ellos. Era una visión totalmente desprejuiciada.

Cuando crecí empecé a verlo peor, empecé a valorar más los historicismos del XIX y no diría era un defensor de la arquitectura moderna.

Luego ha ido cambiando, con mi formación, y sin duda, con este forero.

6 Me gusta

Me gusta mucho la basilica, he ido unas cuantas veces alli. Crei que lei que faltaban elementos que no se llegaron a ejecutar?

Las esculturas del ¿retablo? No se como denominarlo, detras del altar vaya, son brutales tambien.

Después de la Guerra Civil se levantaron en Madrid numerosas iglesias, muchas de ellas realizadas por grandes arquitectos. Pero también se construyeron edificios mediocres, como la Iglesia de San Antonio en Bravo Murillo. Un templo sin ninguna gracia, que parece una versión anabolizada de una parroquia de pueblo pobre y que contrasta con las cercanas de San Francisco de Sales o la de Nuestra Señora de los Ángeles. En el artículo que enlazo hay alguna anécdota curiosa sobre esta iglesia

7 Me gusta

Mediocres (por no decir directamente malas) me parecen también las reconstruidas iglesias de Antón Martín y de San Lorenzo en Lavapiés.

2 Me gusta