Humboldt Forum: reconstrucción del Palacio Real de Berlín

Hilo específico para seguir esta polémica reconstrucción parcial del palacio de reyes prusianos y emperadores alemanes.

No solo es polémico el contenedor, sino también el contenido (piezas que llegaron a Alemania durante el Segundo Imperio).

Parece han cedido con la colección de Nigeria. Traduzco:

Cultura del saqueo en Berlín. Vacíos poscoloniales
El Foro de Humboldt cede: Probablemente no se mostrarán los bronces de Benin. El director asume que la mercancía se devolverá a Nigeria.

Fuente: Raubkunst in Berlin: Postkoloniale Leerstellen - taz.de

Hace unos días, la corresponsal de cultural del Spiegel, viene de lejos. Un poco idealsita la señora Knöfel

La farsa debe parar
El palacio de la ciudad amenaza con convertirse en la vergüenza del siglo. El rescate es posible, si el compromiso de reprocesamiento y la intención de devolver las obras a África no solo se aplican hasta las elecciones.

Fuerte esto. Una reproducción con reproducciones en su interior jajaja

Con respecto a los bronces de Benin en particular, se informó que se estaban considerando seriamente las reproducciones. Ya se hicieron moldes de algunas obras durante la era nazi, queda por ver si entrarán en el museo, pero también se podrían realizar escaneos 3-D en los próximos meses.

Fuente: Humboldt Forum in Berlin: Das Tricksen muss aufhören - DER SPIEGEL

Enlaces de interés
Web del Humboldt Forum: Humboldt Forum
Web de la Fundación de Patrimonio Prusiano: https://www.preussischer-kulturbesitz.de/
Hilo Berlín: la transformación de una ciudad Berlín: la transformación de una ciudad - nº 3 por boiler


Imagen de Stefan Müller

8 Me gusta

¿Pero esto está terminado ya?

He googleado y me ha sorprendido que en el StreetView de Berlín solo hay un pase del coche correspondiente a 2007/2008, cuando las obras estaban en una fase muy inicial de estructura. Aquí en Madrid tenemos de muchas calles casi una docena de versiones. No sé a qué se debe esa diferencia.

Sí, está terminado a falta de algunas esculturas en el portal occidental.

1 me gusta

Street view en Alemania apenas se ha desarrollado por restricciones que tiene el sistema si no me equivoco por disputas de privacidad.

3 Me gusta

Qué interesante éste nuevo hilo.

El “Stadtschloss” (palacio de la ciudad) de Berlín, que sobrevivió a los bombardeos de la guerra, con su estructura indemne y muchas de sus salas intactas. Incluso llegó a usarse en la postguerra para actividades culturales.



Pero fue dinamitado por orden del gobierno de la RDA en 1950 y los restos arrasados hasta los cimientos con excavadoras y picos neumáticos, y los escombros vertidos a las afueras de la ciudad creando una nueva colina en el paisaje, según un plan diseñado meticulosamente para eliminar físicamente la historia de la antigua Prusia.
Los palacios reales de Berlin y Potsdam, el trazado urbano de la mayoría de ciudades, innumerables iglesias, ayuntamientos, lonjas, bibliotecas y palacios de toda la alemania comunista, y hasta universidades como la de Leipzig, fueron dinamitados y borrados del mapa en la mayor masacre y genocidio cultural que se haya visto.

Así se demuele un palacio real:

imagen imagen

Ahora el palacio de la ciudad de Berlin ha sido reconstruido (ahora llamado Humboldtforum) con tres de las cuatro fachadas históricas en piedra que tenía.
Lo interesante es que el nuevo edificio de hormigón se ha construido con una estructura tal que permitirá en un futuro reconstruir los interiores históricos del antiguo palacio. Las columnas, muros y forjados de hormigón del nuevo edificio están ubicados de tal forma que permiten reconstruir las escaleras, pasillos y salas del antiguo palacio en su ubicación histórica exacta y con sus dimensiones y alturas exactas.


Durante la II guerra mundial el gobierno alemán envió por todo el país equipos de arquitectos y fotógrafos que levantaron planos y tomaron multitud fotografías en color de los principales monumentos, entre ellos del Palacio de Berlín.
No solo hicieron fotos de las fachadas y vistas generales de los salones (las típicas fotos de las postales o las que harían los turistas) , sino de detalles cercanos de columnas, inscripcciones, metopas y triglifos, relieves y esculturas de las fachadas, de todos los techos y bóvedas de los interiores con detalles de los frescos en ellas pintados, de los estucos, esculturas, puertas y marcos de puertas, barandillas y relieves y decoraciones varias.
Las fotografías se hacían adjuntando en ellas escalas cromáticas para poder saber exactamente qué color tenía cada cosa , aunque pasaran los años y la foto hubiera envejecido y ya no fuera fiel a la realidad.
Pensaban (y no andaban errados) que durante la guerra el edificio (y el resto de monumentos de Alemania) podría acabar destruído y así aseguraban su reconstrucción futura. imagen imagen

Los muebles y pinturas del palacio fueron sacados por seguridad del palacio durante la guerra y la mayoría se conservan en depósitos, repartidos en museos, o en otros palacios de la red de palacios prusianos. Muchos objetos fueron robados de los depósitos por los soldados invasores y no han aparecido o están retenidos en Rusia.
Algunos muebles y pinturas se los llevó antes el kaiser en 1919 en su exilio a Holanda, pero están identificados y localizados.

El objetivo a largo plazo del gobierno federal es obviamente reconstruir el interior algún día. Sala a sala o todo de golpe.
El no haber reconstruido ya de golpe los interiores se motiva en parte por las luchas políticas continuas entre gobierno federal (que paga todo y que está a favor de la recuperación de edificios históricos demolidos por los comunistas), y la región de Brandemburgo (en la que está Berlin) junto el ayuntamiento de Berlin. Berlin fue la capital de la RDA y gran parte de la población de esa zona ha sido educada en la aversión a la historia de Prusia y en la identificación de ésta con todos los males. Van haciendo reconstrucciones (Berlin, Potsdam), pero con pies de plomo para no soliviantar a los nostálgicos de la RDA. En unos años, es probable que acaben el trabajo.

Ahora están liados con la reconstrucción de la “Garnisonkirche” (la iglesia de la guarnición militar) de Potsdam, del siglo XVIII, con una gran torre y un carillón de campanas.


Les está costando porque hay muchas presiones de los ecologistas y los comunistas pero siguen adelante con donativos privados de todo el país.

Hace pocos años reconstruyeron también en Potsdam su “Stadtschloss” ubicando ahí el parlamento de la región de Brandemburgo


Y van poco eliminando bloques de viviendas “soviéticas” de hormigón del centro y recuperando el trazado histórico de las calles del casco antiguo y las manzanas históricas de viviendas eliminados
imagen
Y hasta están excavando de nuevo “Stadtkanal”, el canal navegable que cruzaba la ciudad antigua, cegado y borrado también por quienes ya sabeis
imagen

Por si os interesa, la fachada de piedra del palacio de Berlin ha sido reconstruida íntegramente con donativos, sin dinero público.
He contribuido con 50€ A una parte de uno de los bloques (lisos) de piedra de la fachada oeste. Aunque sea poco, estoy contento de haber aportado algo.
Sigue abierta todavía la colecta para esculpir las estatuas exentas del patio y la balaustrada de la terraza. Por si os animais.

https://berliner-schloss.de/

8 Me gusta

Qué interesante todas estas reconstrucciones. Y qué envidia me da lo de los donativos, pensando en el poco éxito que tendría por estas tierras una iniciativa semejante.

2 Me gusta

Una precisión sobre la RDA… No destruyeron patrimonio “por maldad”, porque odiasen Prusia o eso… Se hizo por economía de recursos. Aunque fuera la economía más eficiente del bloque oriental, no tenían los recursos (ni las intenciones políticas tampoco) de reconstruir palacios e iglesias. Muchas ruinas se dejaron visibles como recuerdo de lo que ocurrió.


Por ejemplo, se reforzó la ruinosa estructura del Residenzschloss de Dresde para que no colapsara y siguiera vivo el recordatorio de la guerra. Algo similar con la Frauenkirche, que pervivió en una gran explanada con caminos que calcaban el trazado de las viejas calles del centro.

Y muchos edificios no lejos de ahí fueron recuperados y restaurados, la mayoría de Unter den Linden (como la Neue Wache)

La relación entre conservación del patrimonio e intencionalidad política cambió de tornas con la caída del muro, y ahora muchos denuncian la dejadez hacia el patrimonio arquitectónico de la RDA o su directa demolición.

Es difícil de cuantificar, pero es muy probable que quede más edificios pre-guerra en pie en el este del país que en el oeste. En la ciudad de Berlín se hace evidente. Para los alemanes la Alemania profunda está en el este.

Muy interesante y de gran calidad su post, pero lo de la estructura indemne tras la guerra… habría que precisarlo mejor.


Vuelo sobre el palacio en 1945


Portal IV, Lustgartenfassade, 1950


El Palacio antes de que comenzaran las obras de demolición.


Foto de una de las capillas del palacio antes de la demolición

4 Me gusta

Bien se podría hacer un hilo generalista con todas las reconstrucciones que se están llevando en Alemania porque son unas cuantas.

Estoy al tanto del Langer Franz en Frankfurt

Esta es la página de la propuesta y donde piden donativos:
https://brueckenbauverein-frankfurt.de/

Más info:

Disculpad el offtopic.

3 Me gusta

No hay que olvidar que la reconstrucción del Berliner Dom se hizo durante la RDA, y poca cosa más prusiana y tradicionalista que la catedral de Berlín, eso sí, eliminaron el mausoleo Hohenzollern.
Mientras en el oeste ciudades como Frankfurt u otras se olvidaron de reconstruir nada en su estilo original, con multitud de plazas históricas completamente periclitadas. Lo están haciendo ahora.

Así que las simplificaciones no explican la realidad.

Por cierto, viendo el cariz que está tomando el hilo se podría renombrar «Reconstrucciones en Alemania, o en Europa tras la 2ª Guerra Mundial»

2 Me gusta

Sí, en el anterior foro había hilo específico para reconstrucciones alemanas, lo podríamos crear.

Decidí crear uno específico para el Humboldt por el tema de las colecciones, que dará que hablar.

La diferencia es que en alemania comunista arrasaban barrios históricos enteros y monumentos (iglesias, palacios, castillos), por motivaciones ideológicas y según un plan gubernamental. A gran escala y en todas las ciudades y pueblos del país.
Para borrar del mapa la historia alemana y su identidad ya que les acaban de robar toda Prusia oriental y acababan de hacer limpieza étnica con todos los alemanes de esa región para sustituirlos por polacos. No tenían que recordar que su patria era Prusia, sino que e habia que crear una patria nueva, conveniente a los intereses y nuevas fronteras de la URSS y de Polonia. Crearon la nueva patria socialista alemana. Al mismo tiempo que en la RDA, también se borraba la historia alemana en Prusia Oriental, (la actual Polonia y el actual enclave ruso de Kaliningrado : antiguamente Königsberg) borrando inscripciones y nombres de calles en alemán y poniendo nieves nombres polacos o rusos
A todo. Pero al menos en la actual Polonia no demolieron las iglesia y palacios.
En la RDA No solamente eliminaban los edificios sino que cambiaban hasta el trazado de calles e incluso el nombre de las ciudades. Como la ciudad de Chemnitz, que tras el paso de las excavadoras comunistas fué rebautizada como Karl-Marx-Stadt

La catedral de Berlín se restauró ya al final de la dictadura de la RDA cuando los nuevos líderes se dieron cuenta del error cometido arrasando tantos monumentos, y cuando reconocieron el error de impedir el culto religioso. Iniciaron entonces tímidos intentos de restaurar lo poco que quedaba, centrándose en algunas iglesias de la RDA (por presiones de las comunidades protestante y católica). Eso sí, mantuvieron el odio hacia lo que tuviera que ver con la monarquía prusiana. No reconstruyeron ningún palacio real.
Por eso, también la única parte que quedaba intacta de la catedral de Berlín, la capilla con las tumbas de la dinastía de los Hohenzollern, fue demolida con gran esfuerzo (era muy sólida y tenía columnas monolíticas monumentales que costó destruir) y fueron arrancados hasta los cimientos, mientras a pocos metros reconstruían la cúpula de la iglesia, que había ardido en la guerra. Vaya “restauración”.
Eso sí, construyeron una cúpula diferente a la histórica. Más moderna, mas baja y sin tantos “adornos” y símbolos monárquicos.

En la Alemania libre se arrasó parte del centro de Frankfurt para construir rascacielos y edificios modernos pero no por afán de borrar nada sino porque solo quedaban escombros y era más rentable construir rascacielos que reconstruir caseríos medievales de madera. Sobre todo en una ciudad que era el motor económico del país. No se demolieron iglesias ni palacios y casi siempre se conservó el antiguo trazado de las calles.
Algo parecido a lo que se hizo en la “city” de Londres. Mantener los monumentos principales la estructura urbana, pero sustituyendo el caserío, destruido por las bombas o por la especulación urbanística, por nuevos edificios y rascacielos. En el resto de la Alemania libre, como en Francia e incluso en España hubo casos de alteraciones y destrucciones pero van más en linea de la especulación o de las corrientes arquitectónicas modernas de la época.

Por cierto, al mismo tiempo que el comunismo en Alemania aniquilaba los monumentos ñ, palacios y centros históricos, en la URSS los mismos comunistas restauraban-reconstruían hasta el último detalle los palacios zaristas para reivindicar la historia y grandeza de Rusia y en Polonia reconstruian Varsovia desde cero basándose en el aspecto que tenía en el siglo XVIII en las pinturas de Canaletto para reivindicar la época previa a la partición del país y reivindicar la existencia de la nueva Polonia comunista construida sobre tierra robada a Alemania.
La aniquilación cultural de Alemania en la zona comunista fué un castigo planificado por el partido y la cabeza de éste, Walter Ulbrich. La antigua Alemania debía ser eliminada de raiz. Y casi lo consiguen.

3 Me gusta

Fascinante, si se tiraba un edificio en occidente es porque era viejo y había que hacer un rascacielos, si se tiraba en oriente era por odio. Ajá.

Y en Alemania Federal retrazaban completamente ciudades para favorecer el tráfico y en oriente era también para borrar el pasado. Todo aclarado.

A ver, no saquemos las cosas de quicio:
En las dos alemanias (la libre y la comunista), se hicieron barbaridades en pos de la modernidad y el desarrollo (rascacielos y mamotretos de hormigón en medio de los centros históricos de las ciudades. En ambas alemanias se construyeron edificios públicos y de viviendas, terroríficos, en medio de barrios antiguos. Pasó en toda la Europa de postguerra, sobre todo en ciudades bombardeadas. Era el momento de experimentar nuevas ideas de lo que es una ciudad. Como en Alemania la destrucción por los bombardeos incendiarios aliados fue más brutal, sistemática y a gran escala
que en otros países europeos, las reconstrucciones “modernas” fueron más frecuentes que en lugares donde se conservaban más edificios antiguos.

En Frankfurt am Main, de casas de madera vieja y seca pegadas una a la otra,


las bombas incendarias de fósforo de Churchill, no dejaron NADA.

Normal que reconstruyeran algunas cosas en “moderno”. Demasiado podemos ageadecer que reconstruyeron el Römer (la plaza principal), y restauraron las iglesias, ayuntamiento y catedral.

Pero solo en la RDA se dinamitaron palacios, iglesias, monumentos , universidades, por ideología. Por comunismo. Edificios intactos o a penas dañados, y de gran imporrancia histórica y artística.
Por el expreso deseo de borrar cualquier resto de la historia de la antigua Alemania. Sobre todo si eran iglesias o edificios relacionados con la monarquía o con la burguesía.

El palacio de Berlín no lo derribaron por ruinoso o inestable. El edificio estaba mejor conservado y era más resistente que cualquier otro palacio alemán tras la guerra.


En él se hicieron conciertos y exposiciones en la post-guerra inmediata, y se planificó en un inicio su restauración, incluso. La estrtuctura era muy sólida y contenía ladrillo, piedra y hierro, y en algunas zonas cemento (en parte fué reformado en el siglo XIX).
Se dinamitó en 1950 por decisión del partido único del régimen comunista, el SED, (“Sozialistische Einheitspartei Deutschlands”: partido socialista unificado de Alemania)y por decisión de sus líderes.
“El palacio debe caer”, fue la frase lapidaria de Ulbrich que inició el derribo.
En plena crisis económica y hambruna en la zona comunista de Berlín, se gastó mucha dinamita, mucho esfuerzo, mucho dinero, mucho tiempo y mucha mano de obra y maquinaria para eliminar el que era desde hacía siglos el principal monumento histórico-artístico de Berlin.

No permitieron siquiera que científicos del oeste retiraran las esculturas supervivientes de las fachadas o los estucos de los salones.


Fue dinamitado a pesar de las protestas occidentales, con puertas y ventanas, esculturas y frescos. Todo debía desaparecer.

Sólo desmontaron cuidadosamente antes de la voladura, el portal IV, que daba al Lustgarten. ¿El motivo?


Desde el balcón del portal IV, en 1918, perdida ya la guerra, Karl Liebknecht, parlamentario del antiguo Reichstag y comunista admirador de la URSS, proclamó “die Sozialistische Republik”, la República Socialista, iniciando un golpe de estado contra el gobierno legítimo, la república de Weimar. Ésta era única y “gloriosa” historia del palacio que merecía ser recordada para la RDA.
Karl Liebnecht rodeado de banderas rojas de la hoz y el martillo. Muy edificante todo

Se desmontó cuidadosamente el portal n°IV

y años después, en 1963, se reinstaló como reliquia en la fachada del recién construido edificio del Consejo de Estado (Staatsratgebaude)
imagen

Ahora hay dos portales iguales n°IV. En el nuevo palacio reconstruido han puesto una copia fiel en piedra.
El original sigue en el Staatsratgebaude, donde lo puso el régimen de la RDA
¿Te queda alguna duda de que el Palacio Real de Berlín lo destruyeron por motivos político-ideológicos?

3 Me gusta

Se agradece la labor divulgativa de cosas que ya conozco bien.

Claro que en la RDA se tiraban cosas y otras no, por motivos ideológicos, pero no eran los únicos, si tengo una capacidad limitada y tengo que decidir si restauro un símbolo de la monarquía derribada o la dejo como ruina griega, pues la elección parece que tiene sentido.

Yo soy el primero que lamento todas esas perdidas históricas, lo que quiero decir es que en el oeste también hubo poco tacto con el patrimonio, pero un sesgo ideológico distinto. Eso no convierte una posición en la correcta y otra en la incorrecta, en ambas hay cosas que lamentar.

Igualmente en el oeste optaban por reconstruir una iglesia en ruinas que ya no iba a ser la misma pero desfiguran por completo su entorno sin despeinarse.

O la reconstruian con un proyecto moderno, que nos da igual respecto al patrimonio histórico.

Un acto político ideológico no se debe confundir con el odio, sino con la afirmación de un régimen ideológico. El odio es opcional.

Como ya han comentado, quedan más edificios preguerra en el este que en el oeste, y eso no significa que en el oeste odiasen los edificios antiguos.

Perdón pero me he dejado si leer por accidente algunos mensajes previos. Es cierto que no es exactamente odio lo que movía a la RDA a dinamitar monumentos.
Hubo como en todo país comunista un desprecio hacia el hecho religioso y una desidia hacia la conservación de las iglesias, y en la RDA se desarrolló mucho más que en la URSS la política de destrucción de iglesias.

Pero en la RDA, a diferencia de en Polonia o en la URSS sí que hubo un afán de borrar la propia historia, la historia alemana previa al comunismo. Fue algo bien preparado y orquestado por los líderes políticos.
Los monumentos eran testimonio del poderoso imperio alemán o bien de Prusia. Y la URSS y Polonia acababan de apropiarse de la mayor parte de Prusia expulsando a millones de alemanes de sus hogares hcia el oeste.
Mejor borrar la existencia de Prusia y del imperio para evitar revueltas y reclamaciones territoriales en el futuro. Los nuevos alemanes de la RDA no debían añorar el pasado de su país sino avergonzarse de él.

En Polonia y en la URSS por contra no dinamitaron sus palacios. Los restauraron e incluso reconstruyeron completamente desde cero como en Varsovia porque ello ayudaba al discurso nacionalista de reafirmación de sus nuevas fronteras. En Polonia además se llegó a transformar los monumentos de las nuevas tierras robadas a Alemania para que pareciera que esa tierra siempre había sido Polaca. Si querían asentar un nacionalismo Polaco en esa tierra que les era extraña necesitaban crear una historia y unas raices, y lo hicieron. Iglesias neogóticas (estilo asociado a Alemania) eran transformadas a estilo barroco, que se podía identificar con la Polonia del siglo XVIII, que era la época que interesaba ensalzar, y las lápidas e inscripciones en alemán de los monumentos eran destruidas y sustituidas por inscripcciones en latín o en polaco. La Hansa de repente eran una asociación de ciudades comerciantes polacas (no alemanas)
El viejo uso de los monumentos y del relato de la Historia como arma ideológica y de manipulación. Y los caballeros teutónicos y sus imponentes castillos como el de Marienburg, por arte de magia pasaban a ser una orden polaca en su castillo de Malbork.

En la RDA el único edificio dejado como “ruina griega” como dices, fué la Frauenkirche. Y quedó como monumento de recuerdo por la paz. En realidad ni tenían el dinero y sobre todo no tenían permiso del SED (el partido único) para reconstruir esa iglesia. No se atrevieron a arrasar la ruina porque la Frauenkirche era el símbolo de la ciudad.
La dejaron como un descampado de hierbajos con un montón de ruinas abandonadas en medio. A cualquier cosa le llaman monumento. Convenientemente esa ruina era “manifestódromo” oficial de Dresden. Lo mismo se ponian velas en el aniversario del bombardeo destructor de 1945 que el SED te montaba manifestaciones contra el “militarismo occidental fascista opresor”.
imagen
El resto del centro histórico de Dresde (la antigua “Florencia del Norte”, permaneció como descampados y prados de vacas con alguna construcción soviética por enmedio,
imagen
como la comisaria de policía construida ocupando parte de antigua plaza de Neumarkt


Solo se restauró (y les honra) el conjunto del Zwinger y la famosa Gemäldegalerie donde cuelga la archiconocida Madonna Sistina de Rafael.


Cambiaron intencionadamente el trazado de calles y plazas y dejaron previsto un nuevo centro hipermoderno para la ciudad. En los años finales de la RDA restauraron el teatro de la Ópera, de Semper e iniciaron a paso de tortuga y sin presupuesto económico un amago de restauración parcial del palacio tras tener la ruina abandonada 40 años. Idem con la catedral católica adyacente al palacio. Le pusieron un techo a la ruina y poco más.

Hasta la llegada de la democracia no se pudo reconstruir la Frauenkirche ni ninguna otra iglesia en la antigua alemania comunista.
Y costó muchos años y muchísimo dinero reconstruir la Frauenkirche, con donativos de toda Alemania y recaudando dinero con conciertos y actividades culturales por todo el país. Se reconstruyó con sillares tal cual se hizo en el siglo XVIII, insertando los sillares antiguos conservados con sillares nuevos recuperados de la ruina.

Se inició también entonces la demolición de algunos edificios comunistas parásitos y se comenzó la ardua tarea de reconstruir las calles del centro, sus edificios de viviendas, el Palacio Real, se restauró del todo la iglesia de la corte, y muchos otros barrios y monumentos. Y aún les queda mucho trabajo.

En toda Europa hubo poco tacto con el patrimonio histórico. Cuantas demoliciones hubo y sigue habiendo en todos los países, incluyendo España. Especulación, corrupción y falta de sensibilidad artística suelen ir de la mano. Sigue haciendo falta asociaciones de defensa del patrimonio precisamente porque sigue existiendo especulación y corrupción.

Pero la destrucción programada, sistemática y financiada por el Estado de los grandes monumentos del pasado, eso solo ha ocurrido en regímenes comunistas (Stalin, Mao Tsetung, Ceaucescu) Y en Europa, en la RDA.

Al menos 60 GRANDES IGLESIAS fueron demolidas por orden del partido en la RDA.
imagen
Mas incontables pequeñas iglesias en pueblos y aldeas. Decenas de palacios, incluyendo las principales residencias imperiales en Berlin y Potsdam, Bibliotecas, teatros como la
Gewandhaus de Leipzig


ayuntamientos y la universidad entera de Lepzig, con todos sus edificios de piedra, desde los medievales a los neoclásicos del siglo XIX, que estaba intacta y en cuya iglesia medieval (la Paulinerkirche) se conservaba el organo favorito de J. Sebastian Bach.

Intacta, con techo, mobiliario, vidrieras etc y la volaron con dinamita con todo dentro. Tuvieron que poner soldados en la plaza porque la gente lloraba de impotencia ante esa barbarie y los lideres políticos temieron una revuelta.


Creo que, sinceramente no es comparable el exterminio intencionado de la cultura e historia alemana perpetrado por régimen comunista alemán, con los desmanes aislados perpetrados por algunos urbanistas y arquitectos de la Europa libre, en algunas ciudades. También en Alemania.
No hay por donde sostener la comparación.

¿De donde sacas ese dato exactamente? Lo de que hay más edificios pre-guerra en el este que en el oeste.
Edificios en general, no sabría decirte, pero monumentos y edificios importantes de pre-guerra, hay muchos más en la Alemania libre que en la comunista.
En la RFA los restauraban, no los volaban con dinamita.
Puede que queden más viviendas antiguas en la zona comunista por eso de la miseria que padecían, eso podríamos investigarlo.
Pero de cantidad de monumentos antiguos, creo que te equivocas bastante.
Y luego a nivel urbanismo, cuando juntaban dinero en la RDA, los líderes arrasaban sin contemplaciones con el urbanismo del pasado para trazar nuevas calles y construir bloques de hormigón, todos iguales.


Era preferible borrar la identidad antigua de las ciudades en el nuevo paraiso socialista. En la RFA hubo experimentos aislados de urbanismo moderno sobre zonas antiguas (un barrio en Berlín), pero en general se limitó a insertar edificios modernos en un callejero clásico.

Dentro incluso del urbanismo de reconstrucción de la RFA influyó mucho la tradición de cada zona. He vivido tanto en el noroeste, en Essen (NordRhein-Westpfalien) como en Munich (Baviera). Hablo desde el conocimiento cercano de los sitios.
En Baviera, región católica y tradicionalista, reconstruyeron fielmente no solo palacios y catedrales sino incluso la tipología de las viviendas, plazas etc por apego al pasado y por no perder su identidad regional. Allí es donde verás las ciudades que mejor han conservado su caracter antiguo y sus tradiciones.

En el norte de la RFA, más industrial y menos tradicionalista optaron por reconstruir catedrales y palacios respetando más o menos el callejero antiguo pero en ocasiones decidieron construir a su vez rascacielos y viviendas modernas en las ciudades. Como se hacía en el resto de la Europa libre en esa época. Porque eso representaba modernidad, entendida como algo positivo.

Es ahora cuando en el norte están echando de menos esa herencia arquitectónica, ese urbanismo y ese caracter tradicional en sis ciudades, esas raices que no supieron conservar como sí han hecho en el sur.

En el este poco les queda que conservar después de 50 años de dictadura comunista. Siguen teniendo más pobreza y paro que en el este y sigue en las encuestas sigue habiendo nostálgicos de la RDA (el adoctrinamiento político en los colegios de la RDA fué muy efectivo). Pocos echan de menos esa historia perdida que les enseñaron a aborrecer.
Con renovar los bloques de viviendas socialistas edificios públicos y desamiantarlos, tienen bastante trabajo trabajo los pobres.

Perdonadme si me extiendo demasiado, me gusta el tema y el asunto da para mucho debate. Un saludo cordial a todos.

6 Me gusta

Nos empezamos a entender.

Lo primero agradecer los aportes que realizas al hilo.

De lo del número de edificios, no te puedo encontrar una referencia ahora así que no entraré a discutirlo y te lo concedo.

Quiero que se entienda que mi punto NO es que la RDA «hizo lo que debía» o «no se podía hacer otra cosa», sino que no era «un odio» lo que los movía sino cuestiones políticas de afirmación del nuevo estado como bien explicas.

Y también remarcar que «en todas partes cuecen habas» y que en el oeste también se cometieron tropelías, con ayuntamientos medievales sustituidos por edificios modernos y otras lindezas.

Si bien en occidente se conservaron más edificios históricos «de relumbrón» porque ideológicamente no molestaban, con el caserío en general no hubo demasiadas diferencias entre un lado y otro que no fueran originadas por la escasez de recursos.

En el Munich que mencionas el casco viejo está cuajado de edificios modernos que apenas recuerdan en su tamaño a lo que les precedió.

En el propio Berlín oriental se rescataron algunos edificios populares que habían sobrevivido y se reubicaron junto a la Nikolaikirche para generar un pequeño reducto historicista. O se restauró el Rotes Rathaus, porque no molestaba ideológicamente.

Como curiosidad, el reconstruido palacio de Potsdam interiormente es un edificio moderno, incluso han variado la anchura de los brazos.

Otra curiosidad, que habrá a quien sorprenda, en Alemania se contabilizan más edificios anteriores a 1940 que en España.

Por mi parte doy por zanjado el debate, porque creo que las posturas han quedado claras.

Y a otra cosa, mariposa.

2 Me gusta

Buenas.
Referente al Palacio Real de Berlín, al decir que quedó “indemne” me refiero a “restaurable”. Igual he usado una palabra demasiado optimista.

A pesar de lo que parece en algunas fotos, los cimientos y los muros del palacio estaban en muy buen estado. Eran muy sólidos. En las fotos de 1945 se ve que aún quedan techos algunas cubiertas intactas en la última planta que se habían librado de las bombas, pero en las fotos de 1950 todos los techos y algunos suelos de las plantas inferiores han cedido.

Durante la guerra, en previsión de los bombardeos colocaron sacos terreros en los suelos de las diferentes plantas del edificio para evitar que les prendiera el fósforo incendiario de las bombas anglo-estadounidenses y hubo un reten de bomberos al menos durante un tiempo, apagando fuegos.
Al Palacio Real de Berlín le quedó un 30% de las cubiertas tras la guerra, y si hubieran techado todo el edificio inmediatamente protegiéndolo de la intemperie, se habría conservado muy bien para iniciar las obras.

Pero tras un breve uso inicial del edificio como lugar de exposiciones, techando provisionalmente algunas grandes salas, fue condenado y abandonado a la intemperie, quitado todo el metal de las cubiertas, hasta 1950, 5 años, hasta el día de su demolición.

Al retirar el plomo de las cubiertas, la lluvia ya podía penetrar en todo el edificio.
Los suelos de vigas de madera de las diferentes plantas del edificio que no fueron pasto de las llamas con las bombas incendiarias, se cayeron tras 5 años recibiendo lluvias, nieve y hielo y sin que nadie les quitase los escombros o los sacos de tierra de encima. Los ciudadanos se colaban en el edificio y arrancaban lo que veían de valor. Madera de las puertas y vigas, herrajes de las ventanas, cristales de ventanas, y el metal de las conducciones de agua. Los estucos de los muros se deshacían con la lluvia y las “boiseries” y sedas de los muros que sobrevivieron a las bombas, cayeron víctima de los elementos naturales y los saqueadores.


Desde hace años hay gente que devuelve a la institución que promueve desde el inicio la reconstrucción del palacio (Förderverein Berliner Schloss), objetos extraidos por sus antepasados del palacio abandonado. Llaves, cerraduras de ventanas, apliques de bronce de los muros, fragmentos de arañas de cristal, fragmentos de esculturas y de mobiliario, incluso trozos de seda de los muros de algunas salas, lo cual es importantísimo si algún día se quieren tejer réplicas para una reconstrucción.

Era un edificio salvable hasta el día de su voladura. Y además les costó mucho reventar el palacio con explosivos y con excavadoras. Los muros eran muy sólidos.
Sobre todo, la ampliación de la fachada sur con la gran cúpula, obra del siglo XIX que usó refuerzos y estructuras de acero, se reveló especialmente resistente a la dinamita y a los intentos de demolición con martillos neumáticos.

Cuando se excavó para construir los nuevos cimientos para reconstruir el palacio, se encontraron los cimientos antiguos de un tercio sur del edificio (los otros dos tercios no existían por haberse excavado durante la RDA para construir el “Palast der Republik”)
Los cimientos hallados estaban en en buen estado. El suelo del sótano estaba hundido por la potencia de las detonaciones pero los muros del sótano seguían ahí bien verticales y resistentes. Bajo ellos y dando soporte a los cimientos había un bosque de troncos bien clavados en el subsuelo arcilloso y húmedo, datando del siglo XVII, fecha de la construcción de la principal parte del edificio. Se conservaban a la perfección. Se han retirado y se han guardado en parte como madera histórica para futuras restauraciones. Con algunos troncos se han tallado recuerdos que se venden para sufragar las obras.
Los antiguos cimientos de obra se han vuelto a colocar en el subsuelo del nuevo edificio y se pueden visitar.

La Residenz de Munich estaba en mucho peor estado tras las bombas aliadas.


y la reconstruyeron enterita. Lo primero que hicieron tras el bombardeo fue techar a toda prisa todo el edificio

Y enseguida se pusieron manos a la obra. Han tardado 60 años en acabar.
imagen imagen
imagen imagen imagen imagen

Todos los grandes palacios urbanos de Alemania sufrieron bombardeos y el de Berlín fue de los que mejor parados salieron. Hasta que llegó la RDA y Walter Ulbrich.

5 Me gusta

Toda pérdida cultural es lamentable pero creo que nos equivocamos si sacamos de la ecuación que todo vino provocado de la guerra más terrible que se ha conocido y donde hubo genocidios y millones de muertos. Teniendo en cuenta lo que se hizo a seres humanos, pretender que se protegiera el patrimonio era una quimera.

Por ver el lado positivo, siempre hay que buscarlo, ha servido para sensibilizar a la gente sobre la protección del patrimonio.

3 Me gusta

Este es en mi opinión un punto importantísimo. Aunque yo en general estoy a favor de reconstruir patrimonio perdido, las reconstrucciones no sirven si no respetan una mínima calidad, y reconstruir fielmente no es fácil. Gran parte del centro “histórico” de Múnich parece de cartón piedra cubierto de gotelé, tres cuartos de lo mismo aplica a ciudades más pequeñas e históricas como Augsburgo, y si bien la idea de Dresde de hacer de cada manzana un proyecto independiente le está dando mucha salsa al centro, también ha dado lugar a pastiches horribles. Por contra, Leipzig, donde no se ha reconstruido tanto y que es bien feúcha, es también menos Disneylandia y tiene mucha personalidad.

Allí tampoco están exentos de crítica, sirva de ejemplo el “nuevo” centro histórico de Frankfurt.

2 Me gusta

Está claro de que en un mundo en guerra, con matanzas y violaciones de los derechos humanos por todos lados, lo prioritario son las vidas humanas, no los monumentos.

Pero en la II guerra mundial, los monumentos, el patrimonio cultural alemán y la población civil, no eran “daños colaterales”. Eran en conjunto un objetivo directo del esfuerzo bélico aliado. Se les bombardeaba sistemáticamente para exterminarlos. y con ese fin se diseñaron tanto las bombas (unas explosivas para perforar los forjados de madera de los edificios de los centros urbanos alemanes, y otras de Fósforo para arder violentamente y quemar hasta la calcinación tanto a las personas (ancianos, mujeres y niños), como a los centros históricos de las ciudades.
160 ciudades alemanas. 600.000 muertos según la contabilidad británica (lógicamente falsificada a la baja por ser ellos los responsables del genocidio) Más de un millón según la alemana.
Y eso estaba legalmente considerado, antes, durante y después la II guerra mundial, CRÍMENES DE GUERRA.
imagen imagen


No consigo encontrarle sentido a bombardear masivamente a la población civil. A asesinar población indefensa y destruir las ciudades porque sí. Lo veo un acto de maldad. Matar por matar y destruir por destruir. Podrían haber ganado la guerra igualmente sin necesidad de provocar tanto sufrimiento y tanta destrucción.
No sirvió de nada todo ese esfuerzo asesino aliado. No adelantó el fin de la guerra.
Los soldados alemanes luchaban aún con más rabia y determinación en el frente porque veían como los aliados asesinaban a sus familias indefensas en la retaguardia.

Han pasado muchos años de aquello pero la herida se ha cerrado en falso. Se juzgaron y condenaron los abominables crímenes de guerra nazis y a sus responsables. Pero solo a los nazis. Alemania ha pagado indemnizaciones económicas y ha pedido perdón a sus víctimas, como debe ser.

Pero las demás naciones no han pedido perdón ni han indemnizsdo a las víctimas de sus crímenes de guerra. Y los criminales, como Churchill y el comandante Harris que estaba a cargo de las operaciones de bombardeo, tienen monumentos conmemorativos en Londres y en otras ciudades. Para agradecerles el asesinato de decenas o centenares de miles de niños, supongo.
imagen

Algún día será hora de juzgar los crímenes de guerra y post-guerra cometidos por los aliados vencedores (URSS, Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos), que no quedan atrás en brutalidad a los nazis, y que en número de muertes provocadas, los superan.

Sobre si se puede sacar algo positivo de aquello, siento no ser tan optimista como tú. Pienso que no se sacó nada positivo de aquello.

La sensación de impunidad obtenida por los aliados tras la victoria en la II Guerra Mundial, al no tener que rendir cuentas a nadie de sus crímenes de guerra y al poder en la post-guerra hacer y deshacer lo que quisieran sobre bienes y personas, fronteras, gobiernos, deportar la población de regiones enteras y asesinar civiles a voluntad, ha contribuido a que esas mismas potencias vencedoras hayan seguido cometiendo años después crímenes de guerra en todas los conflictos en que han participado y en los que participan hoy en día y que hayan seguido apoyando sin pudor regímenes dictatoriales en todo el planeta, cambios de fronteras y deportaciones de pueblos enteros, según sus intereses
imagen

imagen

Es lo que tiene ser impune.

3 Me gusta