Galería de las Colecciones Reales | Madrid

Vamos, que hay que buscar una Gioconda, Nefertiti, Meninas o Guernica para la Galería.

Pues tengo que decir que pocas veces he disfrutado tanto en un museo. Y es que, para mí, los museos tienen que tener un componente de descubrimiento. Por eso disfruté tantísimo en el Museo Antropológico de México. Y, sin embargo, me dejó relativamente indiferente ver a Nefertiti en el Neues Museum de Berlín, al Nacimiento de Venus en los Ufiizi o, no digamos, a la Mona Lisa en el Louvre, que ni siquiera intenté ver.

Supongo que fue por eso por lo que disfruté tanto descubriendo los tapices -que no creo que tengan mucha competencia a nivel mundial- y sus complejos programas decorativos y morales. Y, en general, con todo que a los Austrias mayores se refiere.

Y, aunque forma parte de una exposición temporal, a los amantes de los coches nos impresiona ver el Mercedes G4. Es un coche excepcional, con seis ejes motrices, cambio ZF,…, del que se construyeron media centena de unidades y creo que quedan tres en el mundo: uno en Hollywood, al que se ha perdido la pista, otro de la casa Mercedes y el de Patrimonio.

Es una pena, ya digo, la relación, algo complicada, entre el museo y el Campo del Moro, un escenario también, espectacular y sorprendente, por aquello estar en pleno centro de Madrid y, a la vez, contemplar un horizonte en el que lo vegetal, sin edificación visible alguna, se extiende hasta el infinito.

12 Me gusta

el principal problema que veo es que la mayoría de visitantes si tenemos que elegir entre Palacio Real y Galería elegimos el primero.

y es que el Palacio te desborda, te puede llenar un día de visita entero.

aunque tampoco veo el problema en que no esté a rebosar. Fui una vez y estaba bastante llena la Galería.

este museo se suma a la oferta de Madrid un poco más discreta, alejada del turismo masivo, y que visitas tras haber ido a la ciudad varias veces, o porque quieres ir concretamente ahí o vives en Madrid. eso no me parece algo malo.

solo espero que no drene los recursos de PN.

7 Me gusta

Es que no tienen mucho que ver. más allá del vínculo con la Corona.

En todo caso, en Palacio, te guían de sala en sala a toda velocidad y sin demasiadas explicaciones. En la Galería, puedes paladear las cosas a tu ritmo, ampliando información desde el móvil, deteniéndote a placer ante un objeto o repetir uno de los magníficos videos.

Ya dije ayer que a nosotros nos dio la hora comer pasadas tres horas y pico de visita, que se nos quedó corta y con ganas de más.

5 Me gusta

Yo diría que la visita del Palacio es bastante más corta que la Galeria, quizás se acerquen en duración con la Armeria y las Cocinas, pero la Galeria da oara 3-4 horas sin entretenerse excesivamente (yo he ido tres veces con visitas de hora y algo y aun así la temporal la vi a matacaballo).

5 Me gusta

sería posible entrar al Palacio Real a través de la Galería?

Bueno, es que está en el lado opuesto, hacia la Almudena.

por los bajos y los sótanos del Palacio digo, caminando paralelo a la cornisa.

Pues, no tengo ni idea, la verdad.
Desde luego, por el acceso de abajo pasan coches que, supongo entrarán en el Palacio; así que lo mismo sí es posible acceder.

Aprovechando que hacía años que no visitaba el Palacio Real elegí el combo Colecciones Reales + Palacio Real. Pues me quedo con la novedad de CCRR, y por bastante.

La experiencia en CCRR fue de 10 o casi. La visita al PR me dejó algo frío; no frío porque no valga la pena ver de nuevo lo maravilloso del Palacio sino porque me supo a poco, y creo que influyó en que hay muy poco visitable ¿Menos que hace unos años? y ¿lo mismo?
Hay mucho potencial para hacer una visita mucho mejor pero me encontré con la maravilla de siempre. Me supo a poco.

El contenido del Museo de las Colecciones Reales es una pasada. Me resultó una visita muy amena y entretenida, sorprendente incluso, y si no fuera por la visita posterior al Palacio Real me hubiera quedado una horita más. Ahora bien, creo que falla algo porque como anécdota unos entraron en el Palacio Real pensando que CCRR se visitaba por ahí. Esa entrada cutre detrás la verja no ayuda.

5 Me gusta

La Galería necesita solera y machacar un poco publicitariamente algunas obras y recolocar alguna a su vez.

El Caravaggio o la Carroza Negra, o incluso el dessert podrían ser muy buenos reclamos si se explotasen propagandísticamente.

12 Me gusta

Es como una pesadilla, todavía me frotó los ojos cuando paso pero no desaparece

Se supone que comunicaban la Armeria con la Galería, pero creo que al final no se hizo, se modificaba algo el acceso a la Armeria, se rasgaba una ventana para hacerla puerta, etc, y no he visto que hagan nada.

Creo que cuando se eliminó el control de acceso en la Plaza de la Almudena, y la cornisa pasó a ser de libre acceso, se descartó la conexión subterránea.

2 Me gusta

Proceloso, te entiendo perfectamente a ti. Pero tendrías que buscar 1,6 millones de personas de entre las que vienen a Madrid que coincidan contigo.

1 me gusta

En nuestros museos tenemos obras que, como mínimo, están al nivel de la mayoría de las citadas. En el pasado, de infausto recuerdo, hubo un directivo de PN (llamado Spiteri, o algo así) que quiso rellenar el MCCRR con el Descendimiento o El Jardín de las Delicias, despatrimonializando al Museo del Prado además de los Reales Sitios. Por fortuna, tan nefando directivo no se salió con la suya, pues su suprema incultura pudo ser frenada.

La Galería no necesita una pieza franquicia, porque todas lo son. Me atrevería a decir que el conjunto piezas + edificio + entorno ya es prácticamente imbatible. Las piezas franquicia son para museos menores, en los que que más allá de la obra reclamo no hay nada digno de reseñar. Que un infame directivo de PN quisiera equiparar El Jardín de las Delicias con la Gioconda (en la que se cisca en este y en cualquier universo paralelo) era una prueba que muestra que para ser dirigente de determinadas instituciones no hace falta absolutamente nada.

9 Me gusta

Sin entrar en las maravillas que exhibe la Galería, la realidad es que fuera del ámbito corporativista y profesional, de forma general el exterior edificio no gusta al común del ciudadano.

El impacto sobre la cornisa es brutal, y no despierta el menor atisbo de atracción o atractivo para visitarla si no eres una persona formada e interesada por el mundo del arte, como así sucede con otros museos.

Cuando se construían por ejemplo catedrales, palacios o grandiosos edificios el pueblo se quedaba maravillado, con la Galería no ha sucedido, el pueblo llano, que por lo visto no tiene gusto, no le gusta.

Si ese pueblo se enterase del coste….

7 Me gusta

Yo creo que en general el edificio pasa desapercibido y que esa es su gran virtud, bueno, las salas monumentales que acogen las obras de arte tampoco están mal. Para el volumen tan grande que tiene, solo se hace notar desde determinados puntos de la ciudad. Y a cierta distancia te tienes que fijar para darte cuenta de que no lleva ahí toda la vida. Habría que ver qué hubiese pasado si hubiesen construido la propuesta de Zaha Hadid. Y no hace falta que pongáis fotos desde el Manzanares o desde las Vistillas para contradecirme :stuck_out_tongue_winking_eye:

Creo que es muy difícil saber lo que les gusta “al común de los ciudadanos” ¿Qué es el “común de los ciudadanos”? yo podría decir que al común de los ciudadanos no le interesa la arquitectura, ni la clásica ni la moderna. O que no les interesa el arte porque la mayoría de la gente no pisa una galería de arte, un centro cultural o un museo. Y al mismo tiempo podría decir lo contrario, porque cada vez va más gente a los museos tanto de arte clásico como contemporáneos. Y en los dos casos estaría diciendo la verdad.

A mí me encanta tanto el contenido como el contenedor y espero que la próxima vez que me acerque no esté tan lleno como las anteriores. Me gusta ver las cosas sin agobios.

Vídeo explicando el discurso expositivo

Muy pronto tendremos a Emilio Tuñón en el ciclo “LOS MARTES EN LA GALERÍA”

9 Me gusta

Yo creo que casi al revés… El edificio puede pasar desapercibido. No es el Guggenheim. Familiares y amigos que viven en Madrid, en el centro, no sabían que se estaba haciendo algo ahí hasta el año pasado.

Tu ves esto y puedes pensar que siempre estuvo ahí. Y si no suelos bajar al Manzanares o ir a Debod, pues ni lo ves.

11 Me gusta

Robo tu foto para ilustrar de manera esquemática mi idea de retranquear el volumen cerrado y dejar un gran pórtico abierto a la cornisa.

Lo que solucionaría también el feo escalonamiento del sur.

Es un gran edificio pero no es perfecto.

5 Me gusta

Imagino que cuando la cosa empiece a coger velocidad de crucero y el museo empiece a facturar no sería la gran cosa encargarle a Tuñón que haga el marco dorado que pretendía en un principio para la entrada.

Un versión discreta, el suelo podría ser pan de oro recubierto de resina epóxica, como el propio marco.

También se podría hacer envolviendo el granito, pero ahí nos topamos con el peto del mirador.

Otra opción conceptualmente más simple pero quizá más llamativa es que todos los paramentos blancos del túnel sean de oro, menos las puertas.

Por descontado que yo quitaría esa desproporcionada G.

9 Me gusta

Pues en esa línea quizá seria buena idea reubicar la estatua de Felipe II próxima a la entrada superior o incluso en la inferior. Dentro, en la colección, creo que hay unas cuantas obras emblemáticas, es cuestión de publicitarlas como iconos del patrimonio nacional.

3 Me gusta