Galería de las Colecciones Reales | Madrid

Sí hay packs.

Es cierto que mucha gente aún lo desconoce por completo.

Lo que me lleva a reflexionar sobre la implicación con su ciudad de muchos ciudadanos que ignoran por completo una obra que ha durado 25 años en el punto más icónico y simbólico de la misma.

Que la entrada fuese más rimbombante ayudaría al despistado a interesarse.

9 Me gusta

Siguen sin tener la web en inglés, si quieren captar a público extranjero van por buen camino…

16 Me gusta

Desde luego si la entrada fuese no ya espectacular, sino elegante y llámase un poco la atención, muchos turistas tendrían cierto interés, así ni se lo plantean. Ven las vistas, giran la cabeza, ven unas puertas deplorables y se van…

6 Me gusta

Ya queda menos, muy soon estará.

Vergüenza.

3 Me gusta

Si Patrimonio Nacional fuese una empresa privada estaría quebrada o la mitad de sus empleados despedidos.

La mediocridad, endogamia y NEPOTISMO en Patrimonio Nacional es LEY.

9 Me gusta

Cierto. Lo acabo de encontrar. 24€ combinada pero solo online. No está disponible todavía creo.

2 Me gusta

Aparte de esto, si en la parte superior se pusiese, perdonad que no conozco el término preciso, “banderolas” anunciando las obras que pueden verse se conseguiría ponerlo en valor (y de paso dar algo de vida a la nefasta entrada principal)

4 Me gusta

Estuve visitándolo hace unas semanas. Era sábado. Me atrevería a decir que estaba concurrido. Incluso con exceso.

Con todo, a esas cosas les cuesta arrancar.

Apuntar, además, que qué maravilla de museo. El continente, impresionante. Sorprende la sobria monumentalidad del edificio, y como replica, usando piedra, madera y hormigón en clave contemporánea, al Palacio Real. De las colecciones, creo que ya se ha dicho todo en el foro. Si acaso, mi sorpresa ante los tapices y su compleho programa.

Lo peor, además de no poder comer en el propio museo -la visita se nos alargó por encima de las tres horas, haciéndose corta- es, a mi entender, la relación con el Campo del Moro. No vi a nadie salir desde la Galería a unos jardines en casi completa soledad.

Sobre el acceso, es cierto que se queda algo escueto. Sin embargo tiene la ventaja de que no te hace imaginar la amplitud creciente de los espacios interiores, pasando desde la estupenda recepción -mejor, a mi modo de ver, que la de Moneo para el Prado, que podría ser la de un aeropuerto- a las impresionantes salas.

31 Me gusta

Es una maravilla de edificio y entorno.

3 Me gusta

El entorno es indudable, el exterior del edificio desde mi punto de vista, lo dudo mucho.

8 Me gusta

Bueno, ya sabemos tu opinión.
A mí me gusta mucho el edificio, aunque tenga alguna pega mejorable. Pero el conjunto me parece muy bueno.

3 Me gusta

Seria un fantástico Corte Inglés. Hasta me puedo imaginar a la gente con los carritos de la compra por las rampas.

4 Me gusta

Bueno, es vuestra opinión…
A mí me parece increíble que consideréis este edificio, como un Corte Inglés, pero bueno.

5 Me gusta

Como toda empresa pública.
Es que no falla.

3 Me gusta

En un principio me apasionó la creación de la Galería, pero el resultado estético e integración en la Cornisa me ha decepcionado sumamente, como creo que a la mayoría de madrileños e incluso turistas. Excepto en círculos profesionales no he escuchado de forma general que guste, es más, desde el río he escuchado comentarios tremendos señalándola.

En otro lugar seguro que sería espectacular, en la cornisa no.

Si además le sumamos un acceso de ambulatorio y las chimeneas… No, por ahí no paso.

Alberga maravillas pero se integra y respeta la Cornisa de Madrid como la bomba atómica en Hiroshima y Nagasaki.

8 Me gusta
11 Me gusta

Adjunto fotos de las otras 3 obras que no salen en el artículo.

17 Me gusta

La galería es espectacular, un gran museo, no veo el problema en que no este atestado la verdad, he ido tres veces y siempre hay bastante gente.
Que obsesión por saturar todo, para mi cualquier visita turistico/cultural sino esta masificada es un gran plus y si algo esta totalmente masificado directamente no me interesa.

6 Me gusta

Estoy bastante de acuerdo con todo lo que decís. Pero también necesita márketing.

Me explico. No sólo hace falta que las obras expuestas merezcan realmente la pena (no entro en eso), sino que contenga obras ya reconocibles, por decirlo de alguna manera, icónicos.

En este sentido, la arquitectura juega en contra porque no llama la atención sobre sí misma sino que está al servicio de lo expuesto. Dicho brutamente, no da para hacerse un selfíe. Te guste o no, si estás en la liga de lo comercial, eso es comercial.

4 Me gusta

Vamos, que hay que buscar una Gioconda, Nefertiti, Meninas o Guernica para la Galería.

Pues tengo que decir que pocas veces he disfrutado tanto en un museo. Y es que, para mí, los museos tienen que tener un componente de descubrimiento. Por eso disfruté tantísimo en el Museo Antropológico de México. Y, sin embargo, me dejó relativamente indiferente ver a Nefertiti en el Neues Museum de Berlín, al Nacimiento de Venus en los Ufiizi o, no digamos, a la Mona Lisa en el Louvre, que ni siquiera intenté ver.

Supongo que fue por eso por lo que disfruté tanto descubriendo los tapices -que no creo que tengan mucha competencia a nivel mundial- y sus complejos programas decorativos y morales. Y, en general, con todo que a los Austrias mayores se refiere.

Y, aunque forma parte de una exposición temporal, a los amantes de los coches nos impresiona ver el Mercedes G4. Es un coche excepcional, con seis ejes motrices, cambio ZF,…, del que se construyeron media centena de unidades y creo que quedan tres en el mundo: uno en Hollywood, al que se ha perdido la pista, otro de la casa Mercedes y el de Patrimonio.

Es una pena, ya digo, la relación, algo complicada, entre el museo y el Campo del Moro, un escenario también, espectacular y sorprendente, por aquello estar en pleno centro de Madrid y, a la vez, contemplar un horizonte en el que lo vegetal, sin edificación visible alguna, se extiende hasta el infinito.

12 Me gusta