Tokio: edificios comerciales

La metrópolis tokiota tiene probablemente el mejor catálogo de edificios comerciales del planeta.

Pues habrá que estar atentos ¿no?


Ginza night, de qu1m (Flickr)

2 Me gusta

Empezamos con una de las de Louis Vuitton en la ciudad… de la mano de Jun Aoki y Peter Marino

Fuente: Louis Vuitton Ginza Namiki Tokyo Flagship Store | HYPEBEAST

3 Me gusta

Un proyecto ya bastante viejito, espero que no demasiado para el hilo, pero a mí siempre me ha fascinado la Shibaura House de Kazuyo Sejima (y todo lo que hacen en SANAA, la verdad). No se me ocurre mejor oficina en la que trabajar:

3 Me gusta

A mí me llamó mucho la atención la entrada al Tokyu Plaza Omotes

imagen

Para ser una calle muy comercial atraía a todos los turistas como una luz a las polillas, estuvo listo el arquitecto.

5 Me gusta

Hoy leí que desde 2001 el gobierno metropolitano obliga a instalar zonas verdes en nuevos edificios o remodelaciones superiores a X metros cuadrados.

Parece que ello se ha traducido en una superficie de cubiertas ajardinas equivalente a 7.000 campos de futbol…

El edificio que comparte @Gudetama por ejemplo…

3 Me gusta

Edificio híbrido por tatta architects, la zona de Oku-Asakusa.

Las primeras cuatro locales comerciales (tres en la planta baja, uno en la primera) y siete apartamentos (en las plantas primera, segunda y tercera).

¿Necesitan nuestros barrios más edificios híbridos?
Creo que en las zonas con microparcelas (barrios surgidos más allá de los ensanches de ciudades como Madrid o Barcelona como tumoraciones, antes de mediado de siglo) podría convertirse en nodos de actividad, como pretendían los arquitectos de este proyecto tokiota.

3 Me gusta

Me pregunto si esa mezcla de usos tan libre sería posible (legalmente) en España.

Omotesando Branches
Edificio comercial, oficinas y viviendas.

El exclusivo barrio comercial de Omotesando en Tokio se ha convertido en un escaparate arquitectónico con piezas como la tienda Dior de SANAA, la de Prada de Herzog & de Meuron o la de Tod’s de Toyo Ito. Esta colección de edificios emblemáticos se mezcla con el conjunto de árboles y plantas del entorno. Inspirado en esta fusión de arquitectura y naturaleza, el proyecto parte de una estructura convencional de hormigón cuya geometría se adapta a los requerimientos del interior y se ramifica para terminar sirviendo como sustento a la vegetación. De esta forma, se crea la sensación de que los brotes naturales crecen directamente de un gran árbol artificial que a su vez se apoya sobre una estructura ortogonal. Además de regular la entrada de luz y calor, esta singular fachada armoniza con el área urbana circundante a través de la mezcla de elementos naturales y artificiales. El programa del edificio —que combina comercios, oficinas y viviendas— queda velado por el filtro de ramas que aporta al conjunto una imagen uniforme.

Fuente: Omotesando Branches, Tokio - Sou Fujimoto  | Arquitectura Viva

5 Me gusta