Museo Nacional del Prado | Madrid

Por eso mismo comete la tropelía de negarse a limpiarla, porque el marketing es mucho más importante que el cuadro.

Como marketing es envidiable, pero que ensombrezca cosas tan gloriosas como la Victoria de Samotracia ya no lo es tanto.

Aún recuerdo estar admirando la Virgen de Las Rocas yo solo mientras los japoneses creaban un tapón en la sala de la Gioconda.

11 Me gusta

Yo estoy convencido de que sí se restaurase… daría sorpresas e igual el esfumato no es tanto esfumato (hablo sin conocimiento de causa), el entrevelado no seria tal… obvio cambiaría radicalmente el aspecto del cuadro e igual no tendría la misma gracia que tiene ahora al verse todo como si tuvieras “cataratas” en los ojos.

Es un cuadro estar allí y quedarte mirando por un rato lo que hace la gente. Dan ganas de ponerse a comer palomitas.

6 Me gusta

Una semana después de los asesinatos del Bataclán tuve que ir a París por motivos de trabajo. Fui al Louvre y para mi sorpresa, no había nadie. Literalmente. Tuve el museo casi para mí solo. Es la última vez que he disfrutado allí, al mes volví y tuve que hacer una cola de casi dos horas. Dentro, el infierno, con los bedeles pasando de todo, gente y comida por los suelos, ruido sin parar, fotos con flash… me juré que no volvería. Antes de eso, las últimas veces que fui me centré en las salas de pintura francesa del XVI, XVII y XVIII, prácticamente vacías.
La primera vez que fui fue antes de la reforma de Pei. Los corot estaban sujetos con cadenas a soportes de rejilla metálicos, el Astrónomo de Vermeer llevaba unos años en el museo pero nadie le hacía caso porque todavía no aparecía en las guías y podías acercarte a la Gioconda a menos de medio metro. Sí, parece el pleistoceno.
Casi, casi, que la Gioconda del Prado siga siendo obra de taller.

6 Me gusta

Por cierto, el Museo del Prado tiene un retrato de una mujer firmado por Andrea del Sarto que desde siempre me pareció hipnótico

Andrea_del_Sarto_013

Muchas veces se comparó con la Gioconda. Hace diez años se sometió a una restauración con bastante polémica:

https://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/retrato-de-mujer/0d9d0150-4212-470f-92bc-cf08630af030

¿Se cargó el cuadro la restauradora? el caso es que no se ha vuelto a ver en sala, o al menos yo no recuerdo haberlo visto desde entonces ¿alguien sabe algo?

9 Me gusta

Yo lo que veo es siempre un problema de egos. Creo que ese cuadro era un McGuffin para justificar rencillas personales.

He hecho una edición digital de la imagen sin restaurar para que la comparemos con la restaurada:
a97870d69a3ee450074abd61439f06ff195faaf1~2

4 Me gusta

Han pasado más de diez años de la restauración, Pilar Sedano Espín lleva tiempo sin tener vinculación directa con el museo, es posible que parte del equipo de restauradores implicado en la polémica ya no trabaje en el Prado. Y el cuadro sigue sin estar en sala cuando era una de las piezas fijas en las salas del renacimiento italiano y habitual en los manuales que repasaban el museo, como el de Alfonso Pérez Sánchez. Si se compara la la pintura antes y después de la restauración, tienes la sensación de que la retratada ¿mujer del pintor? ya no tiene estructura ósea. Más que un cuadro de Andrea del Sarto parece hecho por Beccafumi. El cuadro ha ganado color, sí, pero está desdibujado. Ha perdido.
Por cierto, tenía uno de los marcos más interesantes del museo.

28ca8dc7-2e9f-4e40-9f01-eeafda84386f_832

9 Me gusta

Pero es por la restauración o por que el cuadro era así antes y no se apreciaba por el estado en que estaba? O puede ser por una mala restauración?
En cualquier caso, yo no entiendo mucho del tema, pero me suena que en las restauraciones que se hacen hoy día se hacen con criterios de reversibilidad. Es decir, que podrían re-restaurar el cuadro y devolverlo a un punto anterior al que se encuentra ahora para volver a restaurarlo.
Hablo sin saber eh!

Sí, se puede ver en la edición que he hecho que al quitarle el filtro amarillo la figura tiene una naturalidad que ha perdido en la restauración.
La restaurada parece que llevase una base de maquillaje, dando una imagen más arcaica.

4 Me gusta

Esa es la idea. Lo que suele llamar la atención en las restauraciones es que los colores se avivan, muchas veces se recuperan los azules, las gamas de colores fríos, que con el deterioro de los barnices se apagan o se vuelven verdosos, parduzcos. No es raro que de repente aparezcan elementos perdidos, sobre todo en los fondos oscuros. O que se eliminen otros que no son originales. También es habitual que haya un cambio en las medidas, en numerosas ocasiones el cuadro se agrandaba para que tuviese la misma medida que otro cercano o para adaptarlo a un sitio concreto. Lo que es mucho más raro es que un cuadro pierda con la restauración la definición, los contornos, el dibujo. Yo no me lo explico, pero la restauradora defendió su trabajo en alguna revista especializada que yo no he leído.

2 Me gusta

La única explicación que se me ocurre es que esos contornos se deban a una intervención posterior, pero me parece poco plausible.

1 me gusta

Lo cierto es que el cuadro estaba en un muy mal estado, pero parece que la cabeza no era la zona más dañada. Oficialmente el Prado no dijo ni mu, y todo quedó en la prensa y la autora de la restauración defendió su trabajo, en un artículo. Fuera lo que fuese, la obra paso de fija en sala, a volver unas semanas a sala y retirarse para siempre
https://x.com/jorgegrien/status/1362802937383313409

9 Me gusta

¡Muchas gracias!

1 me gusta

Ayer el museo abría por la noche. Pensaba que con la final de la Champions estaría vacío, pero no, llegué quince minutos antes de que abriesen y había una cola que subía por Felipe IV hasta llegar casi hasta Ruiz de Alarcón. Quería ver el caravaggio pero solo estaba abierta la planta baja, así que me metí en “Arte y transformaciones sociales en España (1885-1910)”. Y me encantó

10 Me gusta

Estaba haciendo limpieza del escritorio había varias imágenes de Leonardo, entre ellas distintas versiones de la Gioconda y he aprovechado para igualar desde un punto de vista cromático la parisina y la madrileña

14 Me gusta

¿Os habéis preguntado alguno al igual que yo si no fuera (la nuestra) la auténtica? :joy: :joy: :joy: …quién sabe no?

5 Me gusta

Un poco mas arriba hablábamos sobre ello. :rofl:

3 Me gusta

Ninguna duda que la nuestra es la auténtica. :stuck_out_tongue_winking_eye:

3 Me gusta

A la exposición de Arte Social pudo haber llegado esta Siega en Andalucía de Gonzalo Bilbao.

Resulta que está en una colección argentina y era muy costoso el transporte.

3 Me gusta