Méndez Álvaro | Madrid

La palabra “mediocre” suele tener connotaciones muy negativas, pero teniendo en cuenta que lo mediocre es lo “mediano”, lo “común”, lo “regular”, bien podría decirse también que todo el centro de Madrid es “mediocre”, pues está formado por una serie “regular” de edificaciones que siguen un patrón idéntico. Me imagino a un forero de hace tres siglos quejándose por la escasa imaginación de los arquitectos haciendo una y otra vez el mismo edificio de ladrillo con balcones de forja. Hoy esa “mediocridad” es la gran baza de Madrid.

Con esto no quiero decir que los nuevos barrios madrileños vayan a atraer dentro de tres siglos a turistas de todo el mundo como lo hace el centro hoy. O sí, quién sabe lo que nos deparan los siglos a venir, el futuro es siempre incierto. Lo que sí pienso es que en las ciudades tiene que haber mediocridad, es decir tiene que haber un tono propio que se repita una y otra vez. Porque es lo que al final les da a estas su personalidad. Los barrios super guays de Copenhague, Barcelona o Pont-Cardinet en París sufren a mí parecer de una paradoja. Por un lado están llenos de edificios que evocan la imagen de nuestras sociedades: egocéntricos, individualistas, con la certeza un tanto ridícula de que por sí sólos hacen ciudad. Por otro lado, resulta que son igual de mediocres que los edificios de los que te quejas en Méndez Álvaro, pues siguen también un patrón que se repite sin descanso, pero esta vez no identificado a una ciudad en particular, sino a la “ciudad internacional” (e indeterminada) de hoy.

Aún con todo, ¿son bonitos estos barrios? Pues la verdad no sabría qué decirte. Conozco Copenhague, como conozco París y Barcelona. En esta última hay que reconocer que la luz siempre está de su lado. Pero en según que días, esos edificios que siempre presentan bien en las revistas de arquitectura dan una sensación algo triste en las ciudades del norte, una sensación como de amontonamiento de ideas, de arbitrariedad, de desconcierto. Suelen además estar segregados, no crean continuidad con lo que los rodea, quizás porque justamente tienden a negar lo que no son ellos. Habrá que ver de todas formas cómo envejecen. Para ellos el futuro tampoco está escrito.

Para ceñirnos a Méndez Álvaro, creo este barrio tiene un equilibrio bastante bueno entre esa “mediocridad” de la que hablo, necesaria, y algún que otro elemento que da una nota diferente y que puede destacar, justamente, porque no todos los edificios del ámbito pretenden hacerlo. Y esto solo en residencial, porque en la zona hay además muchos otros edificios con los que aderezar el conjunto final. Y muy buenos además. Así que mi conclusión es que podemos estar bastante contentos con lo que se está creando poco a poco al sur de Atocha. Falta algo en altura, más de lo que hay hasta ahora, pero espero que acabe llegando.

10 Me gusta

Reconozco que me has dejado sin palabras. Tu requiebro sobre la palabra mediocre y cómo has enroscado el argumento me parece brillante. Chapó.

Por mi parte, sólo puedo decirte que el estilo de los edificios residenciales de Méndez Álvaro no me gusta y los de la Gran Vía sí.

Edito y añado: He estado recientemente en Copenhague y vi barrios nuevos que me gustaron mucho, desde luego más que Méndez Álvaro. Variedad de estilos, materiales, urbanismo bien planteado, gusto estético… Cosas que echo en falta en Madrid donde, insisto, casi todo me parece cortado por el mismo patrón. Mi problema es que ese patrón no me emociona.

6 Me gusta

Si el centro de Madrid es mediocre entonces el centro-norte-sur-este y oeste de Paris es el epitome. El centro de Madrid atrae turistas porque tiene mas de un siglo y fue construido para que la burguesia se paseara, si construyesen barrios para pasear y no para dormir y vivir los fines de semana serian de otra manera y eso ocurre en todas las ciudades,
Cuando les da la luz parecen bellezones y cuando se posicionan las persistentes nubes da grima, solo falta un piano y un nocturno de Chopin para desear cortarse las venas.
Mendez Alvaro no es que sea gran cosa pero sobresale ante tanta “mediocridad”, aunque muchas veces la mediocridad sobresale ante la fascinacion.
Saludos

4 Me gusta

Te he dado like no porque comparta el análisis, sino porque así es como se escribe una réplica.

Yo creo que la mediocridad no es un valor absoluto, sino muy relativo, ya que el foro romano tendría una mediocridad de edificios bastante homogénea, como podríamos también decir de un poblado chabolista, y solo una persona aquejada de una oligofrenia severa podría considerar que son entornos equivalentes o intercambiables.

4 Me gusta

No comparto esa equiparación de mediocre con regular y homogéneo. Se puede lograr homogeneidad con más o menos calidad. Homogéneo o regular no es incompatible con ambicioso. Se pueden construir edificios “medianos”, pero también se puede subir o bajar la media. Por no mencionar que, cuando hablamos de mediocridad, suele ser más en el sentido de la segunda acepción de la RAE (“de poco mérito, tirando a malo”) que de la primera.

Lo cual no quita que el resultado final en Méndez Álvaro vaya a ser estimable, si bien no excelente.

1 me gusta

Totalmente de acuerdo contigo. Yo creo que en este país todo el mundo utiliza esa acepción de la palabra mediocre, de ahí mi comentario. Por eso decía que su giro argumental me dejó sin palabras. Pero bueno, creo que se entendía el espíritu de mi comentario (con el que se puede estar o no de acuerdo, faltaría más).

Es una adjetivación con una intencionalidad comparativa en la que la coordenada superior debiera ser la excelencia. Algo es mediocre con respecto a otra cosa cualitativamente superior. Pero podría seguir siéndolo sobre otra cualitativamente inferior.

4 Me gusta

También se le puede dar un giro filosófico y argumentar que lo abundante se ve como mediocre por hastío, que creo que por hay iban sus tiros y el sentido de mi réplica, pero eso no quita que haya valores objetivos que escapen de esa subjetividad.

Que en una ciudad todos los pisos tengan terraza es objetivamente superior a una donde no la tengan ninguno.

Por lo que reducirlo a una mera cuestión estética o de sensaciones es un sofisma.

2 Me gusta

También creo que para que exista la excelencia, tiene que existir la posibilidad comparativa con lo mediocre. Lo mediocre posibilita lo excelente.

Sí, como el mal posibilita el bien, pero como referentes psicológicos/morales. Lo que está bien estará bien aunque nadie lo perciba.

Una sociedad excelente no será consciente de su excelencia pero sus características seguirán siendo excelentes.

Un ejemplo es la gente que le dice a un africano que no venga a Europa porque «está muy mal», ignorando por completo que el africano puede sentirse más a gusto debajo de un puente que en su hogar original.

O a la inversa, argentinos que llegan a España y se quedan ojipláticos porque los coches paran en los pasos de cebra.

Los españoles no somos conscientes de nuestra excelencia ni otros de su propia mediocridad, pero eso no impide que las cosas sean como son.

Quiero decir, que la dicotomía malo/bueno, regular/óptimo son dicotomías psicológicas-sociológicas, no empíricas.

La luna sigue ahí aunque no la mire nadie.

2 Me gusta

Efectivamente, esas coordenadas son convenciones socioculturales, relativas, como anteriormente mencionabas.

Por eso creo que la concepción de lo “bueno” no es como un axioma a lo platónico. Sino que necesita establecerse por contrastes a través de esos acuerdos socioculturales. Incluso en lo estético.

También creo, no obstante, que siempre existen evidencias cualitativas que pueden establecer parámetros mesurables mínimamente objetivos, a pesar del margen relativo dentro de los marcos socioculturales.

1 me gusta

Nos estamos metiendo en intersticios teóricos muy sutiles.

Efectivamente, lo que yo considere bueno es una valoración plenamente subjetiva mediada por mi entorno cultural y formación, pero que un muro de un metro de espesor aísla mejor de la intemperie que una rasilla no es algo mediado sociológicamente, es una propiedad física.

Por eso algo puede ser excelente (ajustándose a la definición que tú y yo intersubjetivamente compartimos del vocablo) aunque ni tú ni yo ni nadie nos percatemos de ello e incluso lo neguemos, como el grafeno lo era en la conducción eléctrica antes de que le pusiésemos nombre o como el hongo Penicillium combatía las bacterias antes de ser identificado en el laboratorio.

3 Me gusta

Cierto, eso me parece indiscutible.

1 me gusta

Buenos días,
parece que se abre el proceso de remodelación del IMAX

191_2023_0084_PliegosCondiciones.pdf (madrid.es)

Por lo que se ve al final no va a utilizarse como un servicio público o servicio anexo al Planetario como demandábamos los vecinos de la zona. Veremos cual es la reforma que se le hace y cómo se integra en el entorno.

No me queda claro que es una torre escénica ¿alguien lo sabe? :slight_smile:

Un saludo

9 Me gusta

Es todo el espacio comprendido tanto bajo el escenario, como sobre el mismo, par manejar todos los elementos de escenografía.

6 Me gusta

En este video también dan bastante detalle:

1 me gusta

Greystar consigue comprador para su gran proyecto BTR en Méndez Álvaro (Madrid)
Savills IM suma a su cartera un proyecto residencial de 13 plantas y 455 apartamentos en alquiler, a 15 minutos andando de Atocha.

Greystar consigue comprador para un gran proyecto -455 apartamentos distribuidos en 13 plantas- que «se ha salvado». El edificio ubicado en el distrito de Arganzuela, en Madrid, que Acciona Inmobiliaria está construyendo en Méndez Álvaro, adquirido sobre plano por la firma estadounidense hace ya tres años, será propiedad de Savills IM, según avanza El Confidencial.

Fuente: Greystar consigue comprador para su gran proyecto BTR en Méndez Álvaro (Madrid) - Brains Real Estate News


12 Me gusta

Desde el tren, calidad regulera.


22 Me gusta

Edificio en calle Retama

ECI ya sin los letreros


Magnífico colorido junto a la antigua Sociedad Gasificadora Industrial, ahora sede de electronic arts, calle del Ombú

1717923527263

1717923527294

1717923527352

Así estaba hace poco más de un año

30 Me gusta

Muchísimo mejor que el patatal de Plaza de España, dicho sea de paso.

1 me gusta