Madrid: Nuevo PGOU

Es vergonzoso que un tipo como Carabante lleve el urbanismo en la ciudad la verdad. Así nos luce el pelo claro.

9 Me gusta

A mi me satisfaría que hubiera más mujeres, más gente joven (conocedora de los problemas de nuestra generación en sus carnes) y gente de otras disciplinas relacionadas, como ya se ha comentado. Tambien me gustaria ver a personas de distinto nivel socioeconómico. Menos ‘consejo de sabios’ y más realidad del dia a dia. Y no critico las tablas de ninguno de los participantes, que son de sobra reconocidas personalidades en su campo.
También me gusaría que se abriese a la ciudadanía, que interactuase con ella, más allá de una nota de prensa.
De todas formas, si esto pasa de ser un mero brindis al sol, siempre se pueden incluir nuevos perfiles a lo largo del recorrido.

6 Me gusta

Pues convocaron a dos y por lo que se ve en la foto una de ellas no ha ido.

Sí, me he fijado. Una pena.

Eso es lo que se hará en un proceso de participación o información pública.

No estamos en esa fase.

1 me gusta

Si metes a todo quisqui en una comisión de expertos entonces deja de ser una comisión de expertos.

1 me gusta

En ningún momento he dicho yo de meter a todo quisqui
Siempre nos quejamos de que todo el mundo pasa de la arquitectura y del urbanismo. Simplemente me gustaría que esto se tradujese, por parte del Ayuntamiento, en un proceso que conectase con la gente de a pie. Se podrían hacer ponencias, exposiciones o debates, enfocados a un público más general. Intentar conectar a la gente con la ciudad en la que va a vivir. Explicar la necesidad de construir en altura. Enseñarles lo que se hace en otros lugares. Intentar inculcar el valor de estas disciplinas en la ciudadanía.
Sé que esto es algo utópico. Pero bueno.

5 Me gusta

Es que no estamos en esa fase, te estás adelantando.

Yo soy menos democrático. Si por la ciudadanía fuera, podríamos tener un parque de atracciones en Plaza de España.

No sé qué aportaría el género en la mesa. A mi no me hubiese importado que todas fuesen mujeres, o “gender fluid”… o cualquier “posmodernez” de turno, mientras fuesen versadas en la mareria. A no ser que lo que se pretenda es aplicar las infumables teorías sociológicas sesgadas en materia de urbanismo del neofeminismo, que para el caso también hay mucho hombre que la suscribe.

La juventud, la clase y demás no tienen por qué suponer un valor añadido en la mesa. Para eso es interesante incorporar sociólogos, economistas y otros perfiles técnicos que son los que estudian la realidad social y pueden aportar una visión especializada.

4 Me gusta

Lo llamativo es que se haya considerado que no haya más mujeres versadas en la materia como para no estar en esa mesa.

En un pensamiento rápido se me ocurre que la arquitecta Carolina González Vives pinta más ahí que Touza por su conocimiento en urbanismo desde vertientes medioambientales…

4 Me gusta

Pues ahí lo que importa es la especialización de la susodicha, no su género. No crees?

4 Me gusta

Pero el problema de fondo existe y creo que hay que admitirlo. Si importa su especialización qué hace sentado un señor con menos saber en el asunto?

Pues creo que ese señor está ahí por su género, entonces al primero que le importa es a quien los elige.

Ah bueno, es que en el análisis del diagnóstico discrepamos. Dudo que se le de la importancia al género que vosotros le estáis dando.

Quizás tenga mas que ver el enchufismo que el machismo. Pero colar esa narrativa también es legítimo.

2 Me gusta

Te puedo asegurar que en el mundo de la arquitectura existe un machismo bastante estructural.

Qué, según tú, se ve reflejado en la configuración de la mesa por no ser paritaria. Pues vale…

3 Me gusta

Es una forma de reflejo sí, no he dicho que tenga que ser paritaria eh. Eso lo dices tú.

Lo que digo es que si hay mujeres mejor preparadas que algunos señores de esa mesa, creo que es una evidencia explícita de ese machismo obviamente.

1 me gusta

Y si hubiese asistido la arquitecta convocada que no ha acudido, sería menos machista la mesa? Existe un análisis cuantitativo de la cantidad de arquitectas necesaria para que una mesa no sea machista? o es apenas una apreciación cualitativa?

3 Me gusta

Yo es que no estoy dando ni porcentajes, ni números. En ese embrollo te estás metiendo tú, sabrás el fin de querer ir por ese lado.

Yo sólo digo que tanto el perfil, como la edad y el género de la mesa reflejan una evidencia.

Siendo las mujeres el 29% del alumnado matriculado en carreras técnicas, cuánto crees que debería ser la ratio de egresadas pertinente en una mesa para que no fuese considerada machista?

4 Me gusta

Lo que reflejan es una conjetura. Las motivaciones de haber elegido a tal elenco de arquitectos creo que tiene que ver más con afinidades de otra índole que la de género. Muy forzado.

2 Me gusta