Madrid: Restricción del Coche

A mi me parece bien que se quite espacio al coche. Es ruidoso, feo, contaminante, abulta demasiado, es ineficiente. Me parece una ordinariez. Me gustaría ver más verde en nuestras calles. Más partes peatonales. Pero claro, esto lo digo como alguien que vive en el centro y no tiene, ni quiere tener coche. Si mañana peatonalizan mi calle, mi casa pasa a valer más dinero.

Lo que me parece mal es pretender que esto no tiene efectos colaterales. Hay gente que no se puede permitir vivir en el centro y que se van a tener que pasar 1-2 horas de cada día en transporte público para llegar a su puesto de trabajo. Y en general el acceso a Madrid desde los barrios periféricos va a empeorar.

Lo que creo que ocurre políticamente con todo esto es un auténtico sinsentido. La izquierda que dice querer defender al obrero (que es quien tiene un coche de los años 90, vive en Carabanchel y tiene que ir a trabajar hasta la otra punta de la ciudad), es quien está impulsando más las zonas de bajas emisiones, la eliminación de vías verdes, etc. Y la derecha, es precisamente quien está defendiendo el acceso a la ciudad y la comodidad de todas esas personas. Pero por lo bajinis (no entiendo muy bien por qué). Lo que no entiendo es por qué la gente vota cosas que no se puede permitir.

1 me gusta

Es que, ya se ha comentado, limitar las peatonalizaciones a actuaciones puntuales en el centro sin un plan de movilidad metropolitana, que facilite el acceso al trabajo y a servicios en transporte público a todos los madrileños, queda cojo, y como dices, puede adquirir tintes de política clasista: un centro peatonal y agradable, y donde está gran parte del trabajo, donde viven los que tienen más renta, al que no podrán acceder aquellos que se han tenido que ir a vivir lejos dependiendo especialmente de su coche para moverse. A veces, exclusivamente, no tiene alternativa.

A mí me parece una burrada que estemos hablando de limitar el acceso a coches en toda la Almendra Central mientras damos luz verde a nuevos barrios 10 o 20 km de Sol que no tendrán opción real de llegar al centro en transporte público.

Tenemos que idear una estrategia metropolitana con ejes de transporte público que vertebren corredores de crecimiento residencial, y lleguen a vías circulares que conecten los distintos corredores entre sí y con los nodos de trabajo.
Por ejemplo:

Los nodos están centrados alrededor de alguna central modal / intercambiador, un modelo que fue la norma en PBajos desde los 80 o en Japón, que no llegó a transicionar del todo a la movilidad masiva en coche y siguió centrada en los trenes.


Los clústeres neerlandeses se han construir alrededor de nodos, generalmente, estaciones intermodales. El de la imagen, la ciudad de La Haya.

Idealmente todos los barrios nuevos deberían estar “enganchados” a alguna línea de transporte público masiva (cercanías, metro, tranvía). Todos.

Y tendríamos que promover que gran parte de la oferta de trabajo, de ocio, de comercio,… esté a una distancia cómoda y caminable de uno de los nodos.

14 Me gusta

Yo creo que estás asumiendo como ciertas varias afirmaciones equivocadas.

En primer lugar, creo que en barrios “obreros” y asentados, como Carabanchel, se utiliza más el transporte público que el coche para ir al trabajo. Básicamente porque el transporte público es generalmente muy bueno y los tiempos de trayecto son competitivos.

En segundo lugar, los “obreros” no son tan pobres! En Carabanchel la mayoría de los coches aparcados tienen etiqueta C de emisiones (solo hay que fijarse), por lo que de los 90 no son.

Así que no sé si ese obrero con coche de los 90 votará a la izquierda, pero la mayoría de los habitantes de esos barrios usa el transporte público y los que tienen coche tienen mayoritariamente etiqueta C de emisiones, por lo que no deben sentirse especialmente afectados por las ZBE.

Persones. Para que sea más correcto es persones.

Estaría bien una estadística que lo confirme… Aunque seguramente sea así porque un gasolina de 16 años puede tener la etiqueta C, así como un diésel de 8.
Pero la etiqueta B solo la tiene un rango de 5 años de coches de gasolina y 8 años de coches diésel. Eso sí, los diésel eran hasta 8 veces más vendidos a mediados de la década del 2000 que los gasolina.

Por otra parte, la gente más “obrera” de Madrid ya no vive en la ciudad, donde menos del 20% de los vehículos no tiene etiqueta… Sino en pueblos de la periferia donde esa cifra sube la media de la región hasta casi el 30%, para lo que deben rondar un 40% en esa zona. Es decir, que fuera de la capital de la comunidad, es estadísticamente improbable que la mayoría de coches sean C:

2 Me gusta

Creo que has cruzado la B con la C, pero el resto del argumento lo veo válido.

Mucha gente va en transporte público porque no puede permitirse un coche y/o pagar el aparcamiento, cosa que parece ignorarse por muchos «analistas» que solo ven conciencia ecológica en quien no puede comprarse un filete.

El peor reaccionario es el que se cree progresista. Y de esos sobran en estos tiempos.

7 Me gusta

Ojalá algo así en Aluche. Un nodo orientado al transporte público, con un intercambiador en condiciones. Llevar la nueva conexión propuesta con Leganés y ampliar el ML en superficie desde Colonia Jardín. Junto a la estación, un gran desarrollo con viviendas, oficinas, ocio e instalaciones públicas en toda esta zona:

aluche intercambiador

3 Me gusta

El cercanías, dices?

Si

Pero no es nueva, es la que anunció Pepe Blanco en 2005 o así

El plan cochecentrista y el culto al coche siguen dando frutos:

La EMT de Madrid transportó 373 millones de viajeros en 2022, 76 millones más que el año anterior

Las cifras de viajeros a bordo de los autobuses de la EMT en 2022 siguen manifestando, como en el año precedente, una clara recuperación de la demanda alcanzando, esta vez, un 84,78 % (un 67,42 % en 2021) con respecto a los datos registrados en 2019, es decir, antes de que las estadísticas acusaran el impacto de la COVID-19.

La segunda juventud del autobús: 76 millones de usuarios más, el récord de la línea 34 y el Black Friday

Supone un notable crecimiento respecto a 2021 superior a los 76 millones. Y, sorprendentemente, casi 85% más respecto a los datos registrados en 2019, es decir, justo antes del impacto de la pandemia del Covid. El bus ha ganado terreno desde aquel paréntesis por el coronavirus.

5 Me gusta

Bueno, en realidad no llegamos aún a nivel precovid, cuando en otros indicadores si se ha alcanzado, así que yo no lo veo para lanzar campanas al vuelo.

Es verdad que un porcentaje alto de usuarios de la EMT es tercera edad…

1 me gusta

¿Esta afirmación es falsa?

casi 85% más respecto a los datos registrados en 2019

1 me gusta

El 85% es con respecto al total de viajeros pre-pandemia. Es decir, que le queda un 15% para llegar al 100% (2019).

1 me gusta

Entones si, debe ser una afirmación falsa pues no sería un “85% más” respecto a 2019 sino un 15% menos respecto a 2019.

1 me gusta

Yo es que no encuentro dónde has leído esa afirmación. He entrado en el enlace que has compartido, y lo que leo es esto:

Las cifras de viajeros a bordo de los autobuses de la EMT en 2022 siguen manifestando, como en el año precedente, una clara recuperación de la demanda alcanzando, esta vez, un 84,78 % (un 67,42 % en 2021) con respecto a los datos registrados en 2019

Que es exactamente a lo que se refiere @dhante. Un 85% de los datos de 2019, no un 85% más que en 2019 (que sería una pasada).

2 Me gusta

La segunda juventud del autobús: 76 millones de usuarios más, el récord de la línea 34 y el Black Friday | Madrid (elmundo.es)

2 Me gusta

Periodista analfabeto, el pan nuestro de cada día.

Lo que tienen que hacer para que sea la cuidad más sostenible. Es poner el precio de los billetes en horas puntas de renfe , Emt y metro ,gratis o mucho más barato de lo que están. En vez de gastarlo en otra cosa. Que lo hagan en esto

Ok, no había visto eso. Evidentemente, eso es un error.