El legado de la EXPO'92 | Sevilla

Hilo para seguir como van encajando pabellones e infraestructuras de la Exposición Universal de 1992 en la ciudad de cara a su 30 aniversario el año que viene.

La Cartuja, el envoltorio ruinoso del puntal tecnológico de Sevilla
El recinto de la Expo cumple hoy 29 años desde su inauguración y es el símbolo del abandono urbanístico pese a que alberga la vanguardia empresarial

Fuente: La Cartuja, el envoltorio ruinoso del puntal tecnológico de Sevilla

Su estado:

  • De las 124 edificaciones levantadas con motivo de la muestra, 52 permanecen en pie y 44 de ellas tiene actividad
  • El recinto de la Expo está ocupado en su mayor parte por el Parque Científico y Tecnológico, Cartuja, que comenzó a gestarse en 1987, antes del evento

Fuente: El legado de la Expo

2 Me gusta

No conozco muy bien la Isla de la Cartuja (es más grande de lo que parece…) pero asusta el nivel de degradación de grandes cachos del complejo…

Mucho coche, es un gran aparcamiento, con un montón de oficinas y dotaciones. Falta residencial y comercio, sobra coche, ese es mi veredicto.

Estando tan relativamente cerca del centro puede funcionar muy bien. Pocos sitios de España concentran tantas obras de interés arquitectónico.

El complejo de Torre Sevilla con su centro comercial, el CaixaForum y el nuevo parque Fernando Magallanes ayudarán a darle vidilla.

CaixaForum

parque Magallanes. Vazquez Consuegra.

4 Me gusta

Dejo por aquí algunas fotos que hice del centro comercial en 2019. No creo que haya variado mucho. La verdad es que me gustó mucho cómo está integrado con la torre y con el CaixaForum.

Os dejo también un par de La Cartuja.

10 Me gusta

Basurama en las ruinas de la expo

2 Me gusta

El principal problema de la Cartuja es el poco arraigo entre los sevillanos, parece que allí no hay nada que hacer salvo ir al alamillo o al centro comercial. Como nadie vive allí no se establecen vínculos afectivos, la sensación de vacío que produce no encontrarte a nadie en esas avenidas tampoco ayuda. Los jóvenes que no han vivido la Expo no lo perciben como algo visitable o memorable, es mas, la mayoría de ellos el único pabellón al que han entrado con toda seguridad sea el del COI, actualmente una discoteca

2 Me gusta

Me he reído con el vídeo :joy:

@Santibermejo sí, lo que pide a gritos esa isla son viviendas, vidilla de barrio… Gente de noche y de día.

2 Me gusta

Me parece un buen experimento y mas en la Cartuja como centro tecnológico y tal, aunque resulte paradójico teniendo en cuánta la cantidad de plazas duras y paseos sin apenas sombra en toda la ciudad

5 Me gusta

Añadiría lo mal conectado que esta, ir en transporte público hasta allí no es sencillo y por eso es una zona donde los aparcamiento “ilegales” abundan.

Si algún día se llega a tener una linea 4 de metro que la conecte tendría mucha mas vida.

2 Me gusta

El problema es que todo el diseño urbanístico de la Expo’92 fue un horror.
La isla está muy mal conectada con la ciudad, siendo uno de los puentes una pasarela peatonal que no lleva a ningún sitio y otro de ellos (la Barqueta, magnífico) un puente que lleva a una rotonda de la que solo se puede salir girando 90 grados a la derecha.
Entre cualquier actividad y la ciudad estarán el monasterio -casi muerto-, un parque, unos pabellones absurdos (el de la navegación y el de la energía), un teatro al aire libre -absurdo, muerto también-, un mini parque de atracciones y otro teatro. Zonas muertas todas ellas. La propia Expo ya estaba diseñada así, dando la espalda a la ciudad.
Para colmo de males el parque tecnológico ha sido un fracaso. Se llevaron facultades allí, pero en vez de hacerlo con las de ciencias, se llevan Periodismo.
La actividad (oficinas) está detrás, a lo largo de una larga venida, lejos de Triana y separada de la ciudad por el parque de atracciones.
Todo aquello es un despropósito que tiene ya difícil arreglo.
Habría que quitar de ahí el parque de atracciones, construir al menos un puente más (entre la pasarela y la Barqueta), conectar la Barqueta con el fondo de la isla en línea recta, llevar actividad universitaria de verdad a la zona cercana a la ciudad (reconfigurando el teatro al aire libre y el pabellón de la energía para darles uso práctico, deportivo el primero, por ejemplo), etc.
Aquello fue un juguete caro (y hortera). Pabellones permanentes carísimos no tienen uso hoy, en parte por su emplazamiento y en parte porque no son fácilmente reconfigurables, mientras que pabellones temporales han estado de pie décadas, y precisamente en los lugares más aprovechables. Etc.

5 Me gusta

Es evidente que la transformación no se hizo de la mejor manera, pero no estoy de acuerdo con que el parque tecnológico sea un fracaso. Hace tiempo que la Cartuja tiene vida, precisamente en lo que hay que ahondar es que los sevillanos la vean como una parte mas de la ciudad por eso habría que haber una mejor conexión con transporte publico y mas puentes que la unan.

2 Me gusta

Uno de los edificios sin uso al final sera un hospital. Realmente se construyo pensando para ser un hospital privado pero nunca llego a abrir, ahora la Junta lo ha comprado.




6 Me gusta

La rehabilitación del pabellón de Finlandia de la Expo del 92
La Fundación Fidas rehabilita este legado del 92, uno de los únicos seis pabellones que fueron indultados y que se mantienen vivos desde hace 30 años. La intervención comenzó en marzo de este año y concluirá en otoño, cuando será reinaugurado y pondrá a disposición de la ciudad un espacio singular y único disponible para eventos muy variados.

Fuente: La rehabilitación del pabellón de Finlandia de la Expo del 92

y cito esto que comentaba @Mind_the_gap. ¿Será un revulsivo para la isla y el complejo de la expo?

6 Me gusta

Parece que se viene hilo de Torrijos sobre la Expo:

2 Me gusta

Cuando se rehabilitan edificios sin tener ninguna idea concreta de su aprovechamiento (para lo cual se recurre a la muletilla de “espacio multiusos”) suele ser sinónimo de dinero enterrado. Espero equivocarme porque el pabellón era una maravilla.

2 Me gusta

El pabellón de Finlandia renace después de la Expo 92
Cuenta Marian García Font, arquitecta de la Fundación Fidas, que una antigua azafata del Pabellón de Finlandia de la Expo del 92 regresó hace poco a la Cartuja para mostrarle a su familia el lugar y que sus hijos los maravilló el olor a bosque. En realidad, tres décadas después, el conocido como edificio de La quilla sigue oliendo a alquitrán de carbón vegetal. Entrar en el inmueble que está rehabilitando la Fundación Fidas permite a quienes vivieron la muestra universal del 92 cerrar los ojos y viajar en el tiempo.

Fuente: El pabellón de Finlandia renace 30 años después de la Expo

2 Me gusta